Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT59. SIN REMEDIO, de Esther Gómez

Aquella mañana era muy importante para ella, por fin tenía una entrevista de trabajo, después de mucho tiempo invertido en buscar empleo. El despertador sonó con la suficiente antelación, no quería ir con prisas. Estaba desperezándose cuando tuvo una extraña sensación, no se sentía sola, notaba una presencia cercana e invisible ocupando el espacio.
Sacudió su cabeza restándole importancia y siguió con su ritual vespertino. Tomó una ducha, preparó café, eligió su ropa con esmero, antes de salir se miró en el espejo, dándose su propia aprobación. Algo turbaba su tranquilidad, aquella percepción no la abandonaba, de una manera involuntaria empezó a acelerarse.
Se subió al coche, el tráfico era denso, había un gran embotellamiento. Su corazón empezó a latir más veces por minuto, un ligero sudor cubrió su frente, tragó saliva , su pie apretó el acelerador, no podía llegar tarde e inició una peligrosa maniobra de adelantamiento, en frente un coche imposible de esquivar. En ese momento miró a su derecha y allí estaba cara a cara con ella, sin tiempo a reaccionar, sin tiempo para nada, solo para morir.
Esa presencia, era la muerte con la que sin saberlo aquel día también tenía una cita.

22 Respuestas

    1. Hola Ana, lo primero gracias por comentar, te diré que tengo en cuenta tu opinión y que me parece acertada.Ya lo dice el refrán cuatro ojos ven mas que dos Ja! Ja!. Todo ayuda. Gracias de nuevo.
      Un beso.

  1. Esther, te salió un relato para enmarcar. Las descripciones muy buenas, la narrativa tiene una fluidez y capta el lector por el principio. El final es para enseñar cómo se escribe un relato corto. ¡Impactante! Enhorabuena amiga muy bueno, Sotirios.

  2. Hola, Esther.

    Como dice mi madre: “vale más perder un minuto en la vida que la vida en un minuto”. Me ha gustado mucho tu micro y esa cita doble de la protagonista, con el trabajo y con su propia muerte…
    Cada día mejor, guapa, cada mes te superas más.

    Un beso muy fuerte y muchísima suerte.

  3. Sí la cita con “ella” no tiene remedio, el título lo dice bien clarito. Tiene bien conseguido el ritrmo lento inicial de frases largas y como se va acelerando con las comas de después. Yo sinceramente le quitaría la frase final, creo que se entiende de sobra incluso sin saber el tema del mes, ¿como lo ves?
    Saludos

    1. Pues lo veo bien, ya le comente a Ana Tomas que opina lo mismo que tu y la verdad creo que tenéis punto de razón. Queria que el relato fuera acelerando, al igual que la velocidad del automóvil. Mel, gracias por comentar.
      Un beso

  4. Hola,Esther, al fin puedo comentarte, esto de ser jurado ha sido absorvernte al máximo. Te advierto que he quedado rendida. Estoy de acuerdo con Antonio, te vas superando mes a mes. El ritmo es bueno, la puntuación ha mejorado, creas espectación hasta el final… Pero con el sentido del humor que tu tienes, cuándo nos vas a deleitar con un relato que refleje toda esa guasa que llevas dentro. Ya sé que el tema del mes no da para risas, pero para el mes que viene te reto a que nos destornilles a todos con tu imaginación. Ahi queda eso, ahora vas y lo relatas. Fuera de broma, sabes que te quiero y me alegro un montón que tengas esta ilusión por escribir que también es la mía. Besos, besos, besos.

  5. Tu comentario me lleno de emoción, no se si me atrevere con lo de escribir en plan de humor, me parece complicado pero nunca se sabe. Raquel que bien lo pasamos la ultima vez que nos juntamos. Ja! ja! .solo me queda decirte que yo tambien te quiero.
    Un beso grande grande.

  6. Tu comentario me lleno de emoción, no se si me atrevere con lo de escribir en plan de humor, me parece complicado pero nunca se sabe. Raquel que bien lo pasamos la ultima vez que nos juntamos. Ja! ja! .solo me queda decirte que yo tambien te quiero.
    Un beso grande grande.

  7. Lástima que tu protagonista no hiciese caso de las prominiciones. Quién le iba a decir cuál era el trabajo que le esperaba. Está bien conseguida esa narración cotidiana, ese día que es como todos aunque no se sepa o no se intuya que es el último. Una apreciación personal: como ha dicho alguien más arriba, la última frase es un resumen del relato, y ya se entendía muy bien.
    Saludos y suerte.

Dejar una respuesta