Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

OCT72. BENEFICIOS DE LA PRENSA ESCRITA, de Antonio Toribios

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar salió a por el pan y, contra su costumbre, compró el libro que ofertaban junto al periódico en el kiosco. De vuelta a casa, leyó las primeras páginas y ya no pudo dejarlo. Le subyugaba aquella historia del joven que tiene que morir para que se cumpla una venganza ritual. Le sorprendió mucho que todo el pueblo acabara estando al tanto de lo que iba a ocurrir, excepto precisamente el candidato a muerto. Entretenido en la lectura, se olvidó del paseo que solía dar, con lo que los Vicario no pudieron acuchillarle contra la ruda madera de la puerta, como estaba escrito desde siempre. La muerte, burlada, tuvo que cobrarse la vida de un vecino a voleo para cumplir el cupo y no recibir las burlas de los otros tres jinetes. Santiago siguió vivo muchos años y, ya muy anciano, ingresó en el asilo local, donde pasaba el rato jugando al dominó con sus frustrados asesinos. A veces se les unía Angela Vicario, que aún de vieja conservaba un brillo de pasión en la mirada. O así lo interpretaba Nasar que, por supuesto, nunca había llegado a poseerla.

13 Respuestas

  1. Y como en mi relato “TODO EN SU MOMENTO” y otros que he leído con el tema del mes, el vecino acaba pagando el pato jajaja…pobres.
    Está muy bien esa alusión a Crónica…
    Suerte y saludos mañaneros.

  2. Me ha encantado, tanto la idea de la muerte y la casualidad, como el encontrar un reflejo de la propia realidad, sea o no desconocida, en un libro que te cambia, no solo la vida, si no la muerte. Es un micro que tiene muchas lectura, al menos así me lo parece a mi, con mensaje en el que pensar y humor fino con esa muerte que se lleva a uno a voleo por no hacer el ridículo simplemente genial. Lo dicho, felicidades, me ha gustado leerte.

  3. Estupenda vuelta de tuerca o recreación de una novela tan conocida que a veces es agradable buscarle otros finales. Me gusta la idea de esos beneficios de la lectura que además les dan una segunda oportunidad a personajes que nunca habría llegado a viejos. Bien contado e inteligente esas crónicas entralazadas.
    Saludos y suerte.

Dejar una respuesta