Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

89. Oportunidades

Abre los ojos. No reconoce las caras emocionadas que ve a su alrededor. La señora mayor que llora bajito le causa ternura. Le gustaría abrazarla, consolarla, pero no se atreve. No parece apropiado mimar a una desconocida. La chica joven está buenísima. Ya le echaría un polvo, ya… ¡otra que llora!. El chaval de la izquierda le acaba de dar un puñetazo en el hombro. –¡Ya era hora, tío!- dice -¡joder, menuda siesta!

No los recuerda, aunque se esfuerza. Su madre recibió ese abrazo que quedó pendiente en el hospital. Y muchos más. Su mujer… mira que está buena, pero no le gusta, tan pija. Su cuñado ¡ese si!, chavalote majo. Salen juntos de fiesta y se toman sus buenas birras. Según el médico, retomar algunos hábitos puede ser decisivo para que recupere la memoria.

Lo peor de la amnesia es no reconocer al protagonista del diario que, al parecer, él mismo escribió. Leerlo forma parte de la terapia para recordar, pero no consigue reconocer a ese tío. No puede creer que sea él mismo, ni siquiera le cae bien. Por eso se ha propuesto ser el autor de otra historia, otro personaje. Uno que no sea tan imbécil.

5 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    Vaya con la amnesia. Buena oportunidad para cambiar de forma de ser, pero es forzada, porque antes seguro que se gustaba tal y como era, aunque, a lo mejor, no. Está muy bien tu relato Aurora. Felicidades y mucha suerte.

  2. Ángel Saiz Mora

    Hay quien sabe extraer buenas oportunidades de los peores problemas. Una amnesia puede ser un nuevo comienzo. Aquello de que “no hay mal que por bien no venga”, o “cuando se cierra una puerta se abre una ventana” tiene su razón de ser. Ha tenido que suceder algo drástico para que tu protagonista se diera cuenta de que el guión que estaba escribiendo era de lo más mediocre. Ahora tiene la excusa para hacer borrón y cuenta nueva.
    Buen relato, Aurora.
    Un abrazo y suerte

  3. J u a n P é r e z

    No cabe duda que este protagonista recibe por La Providencia del Destino un Gran Don; viendo “desde la barrera” sus múltiples estulticias. Lo que es aún mejor: ¡¡El Cambio es Posible!! Creo que es de los que más me gustan de cuantos has escrito, y merece alguna sorpresa, pero en esta ocasión, no para olvidar, sino para que recuerdes qué bien lo has compuesto.
    ¡Ojalá sea como digo desde mi humilde tribuna!
    Besos.

  4. balizdilla@hotmail.com

    Hola Aurora:

    Me ha gustado mucho tu relato, sobre todo el final. Oportunidades, esas no hay que perderlas, porque pasan y no vuelven. Por eso no quería perder la oportunidad de felicitarte.
    Besos
    Esti

Dejar una respuesta