Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

101. PARA REFLEXIONAR

La animosidad que sintió de manera súbita hacia la persona que más amaba surgió al descubrir, viajando por el universo de internet, lo irreflexivo que había sido al publicar en las redes sociales fotografías de ella a modo de fotonovela a todo color sin su consentimiento.

El dolor y el daño moral que le había causado su amor era difícil de anestesiar porque había violado reiteradamente su derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, desde la primera fotografía con la que la presentó en la sociedad ciberespacial. Al desnudo,junto a  un cambiador, un neceser y una toalla de baño mostró orgulloso su mayor amor al mundo entero.  Y  como tantos “Me gusta” tuvo aquello, continuó publicando más y más fotografías del crecimiento de su hija, diluyéndose de esta manera en el universo de internet la diligencia de un buen padre de familia.

 

 

7 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Pues sí que da para reflexionar tu texto. Vendemos nuestra intimidad, o la de aquellos que, por edad, no pueden quejarse y, luego, montamos en cólera si alguien nos ofende; cuando hemos sido nosotros, por el motivo que sea (notoriedad, económico…), los que hemos abierto la veda de la caza al indefenso. A veces he visto en internet a familias (creo que hay infinidad que se “dedican” a eso) que venden su intimidad y muestran a sus hijos, que es lo que atrae a los mirones desocupados y cotillas. Bienvenida a ENTC, María Dolores. UN saludo y suerte.

  2. María Dolores Navarro Esteban

    Sí,de manera irreflexiba algunos padres publican fotografías de sus hijos menores sin ser conscientes que están revelando al mundo entero ya no solo su imagen,sino otros muchos datos personales.
    Muchísimas gracias por la bienvenida y por la lectura de este microrrelato.
    Un saludo

  3. María Dolores Navarro Esteban

    Es un tema al que no se le da la importancia que tiene. Y cuando los hijos toman conciencia de que su vida se ha expuesto a todo el mundo vienen los disgustos. Una cosa es publicar tus fotos, y otra muy distinta las de los demás sin su consentimiento.
    Muchísimas gracias,como siempre, por haber leído el microrrelato.

    Mucha suerte también para ti.

  4. Marta Trutxuelo

    Hola, María Dolores!

    Menudo tema planteas, tan de actualidad y que da para una más que profunda reflexión…
    Has dado un giro muy interesante al tema de los viajes y sus repercusiones gráficas.
    Muy bien traído, María Dolores!
    Te deseo mucha suerte!
    Un abrazo
    Marta

  5. Calamanda

    María Dolores, en internet no dejas de viajar; aunque intentes retirarlas, las pruebas, fotos, tienen ritmo propio. Es un gran viaje sin fianal, si. Suerte y saludos

  6. María Dolores Navarro Esteban

    Marta y Calamanda, muchísimas gracias por la lectura.
    Efectivamente,todos los datos que publicamos en internet continúan viajando aunque hayamos retirado la publicación, o pedido la cancelación de los mismos. Siempre puede haber alguien que haya descargado la información antes y la utilice.Ese es uno de los aspectos negativos de internet. El derecho al olvido queda en tan solo papel mojado.
    Un saludo y MUCHISIMA SUERTE

Dejar una respuesta