Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

94. PODEMOS SER TRES

No sabes cuánto me arrepiento de haberle echado de casa en plena noche.

La tarde que apareciste con él me pareció un chico del montón, riéndote todas las ocurrencias mientras te metía mano debajo del jersey. En eso no se diferenciaba de los demás, pero al marcharse se agachó para despedirse de mí, incluso te preguntó mi nombre y eso sí que nunca había pasado con los otros.

Como siguió viniendo me acostumbré a verlo todos los días. Me conquistó invitándome a dar paseos por el parque, ofreciéndome comida de su plato, jugando conmigo sin cansarse jamás o acariciándome siempre que me tumbaba en el sofá a su lado.

Me huelo que a ti también te gusta mucho. Por eso entiendo que estés enfadada y merezco que me hayas castigado sin desayunar, pero cuando anoche me desperté y os vi a los dos juntos en tu cama perdí la cabeza.

Quizá podrías convencerlo tú. Explícale que fue un ataque de celos, una reacción animal. Y dile que si vuelve prometo no volver a morderle nunca más.

32 Respuestas

  1. Martín Zurita

    Hola, Asun.
    Buen texto el que nos ofreces. Mantiene muy bien la intriga, la tensión narrativa llevando de la mano al lector hasta el final. El perro termina entendiendo que es mejor para él un trío que nada. Y vence muy bien los celos dándole la vuelta a su actitud inicial. El relato es muy correcto, además, formalmente, o, dicho de otra manera, está muy bien escrito. Ponerle voz a los animales no es nada fácil y tú lo consigues creando empatía del lector para con el can. Enhorabuena. Besos.

    1. Asun Paredes

      Muchas gracias por tu comentario, Martín. Este perro lo está pasando muy mal, porque no es nada fácil para él controlar sus instintos primarios. Ya veremos si puede cumplir su promesa.
      Un abrazo.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Nos haces ver de forma demorada y transparente esta sencilla escena mundana. Ay, los celos… Quien no los haya sentido que tire la primera piedra (o hueso). De todas formas, no se si fiarme del arrepentimiento de nuestro amigo: el instinto obliga. Que la próxima vez, si la hay, que cierren la puerta. ¿No? Me ha gustado, Asun. Un saludo y suerte.

    1. Asun Paredes

      Lo que no se dice es quién de los ha causado sus celos, quizá han sido los dos, eso lo dejo a la imaginación.
      Gracias por tu comentario, Jesús.

  3. Ángel Saiz Mora

    Dicen que tres son multitud, una máxima que se cumple cuando uno de los vértices de ese triángulo se convierte en el tercero en discordia. En este caso, la mascota de diferente especie demuestra que se ha integrado tanto con los humanos que parece haber adquirido hasta sus más íntimas inclinaciones. Lo que siente es complejo, pues por un lado respeta y quiere a aquel que acaba de incorporarse a su círculo, pero no acepta que llegue con su dueña más allá de donde él mismo puede. Es de temer que, por mucho que se arrepienta, su acción visceral tendrá consecuencias.
    Asun, bienvenida a esta familia enteciana, con un relato bien llevado y bajo un punto de vista de lo más original.
    Un abrazo fuerte y suerte en tu estreno

  4. Asun Paredes

    Gracias, Angel. Ahí está la pobre mascota, víctima de unos celos que no sabe como gestionar. Además, si te fijas, no tiene sexo definido en el relato. Yo creo que ni siquiera tiene claro cual de los dos humanos ha causado su reacción.
    Me alegro de que te haya gustado. Gracias por la bienvenida, estoy muy contenta de que me hayáis acogido también en esta familia.
    Un beso.

  5. Javier Puchades Sanmartin

    Hola Asun, bienvenida.
    Me ha encantado esta historia de celos, esta mascota que se enamora perdidamente del novio de la chica y que no puede evitar ese atque de celos, genial Asun.
    Enhorabuena, besos.

    1. Asun Paredes

      Sí, el pobre se debate entre sus dos amores. El de toda la vida (la chica) y el nuevo, que al parecer tendrá que compartir con ella.
      Un beso y gracias por la bienvenida y por comentar.

  6. María Jesús Briones

    No he desaprovechado en tiempo en leerte, Asun. Me ha parecido una historia bien contada y con un cierto tinte de humor.
    Suerte.

  7. Asun, dicen que los tríos son la situación perfecta, pero me parece que no va a ser el caso del protagonista de tu relato. Los celos, si son incontrolables son muy dañinos, sobre todo si uno saca su instinto animal.
    Muy buen relato, contado con humor. Enhorabuena, me ha encantado compartir día de estreno contigo.
    Mucha suerte.
    Besos apretados.

    1. Asun Paredes

      Muchas gracias, Pilar. Este perro no ha podido controlarse, y además tiene celos de los dos humanos. El pobre ahora está entre dos amores y no sabe a quien quiere más.
      Un beso, nos seguimos leyendo.

  8. Malu

    Bienvenida Asun, aunque yo también soy “medio-novata”.
    El perro es listo, pero el novio tampoco se queda atrás.
    Muy bien contada la historia, no es nada fácil darle voz a un animal y lo has hecho a la perfección.
    Un beso grande.
    Malu.

  9. Pablo Núñez

    Pero que bien escribes, paisana. Todo lo que leo y que sale de tu pluma es una clase magistral de cómo abordar un relato. Magnífico estreno con esta original historia en la que juegas con los celos y con un trío la más de peculiar. Por un momento me recordó esa canción de Aute que dice: «Una de dos, o me llevo a esa mujer, o entre los tres organizamos, si puede ser».
    Me encantó
    Besos.

  10. Hola tocaya, lo bueno abunda jiji
    Bromas aparte me ha gustado mucho tu relato, el perro se ve noble y sincero, es lógico que sintiera celos de ese nuevo habitante en su planeta. Pero sabe aceptarlo, un poco como aquello de donde caben dos, pueden caber tres.
    Muy original y divertido.
    Un abrazo

  11. José Luis González

    Ojo con el perro que ha mordido una vez, dicen los entendidos. Este, por cómo le pide que vuelva, no parece que esté en ese grupo de salvajes. Además le promete no volver a hacerlo nunca más. Muy humano todo. Y por eso mismo, también muy preocupante, a mi juicio. Bromas aparte, interesante y bien contado punto de vista del chucho.
    Enhorabuena, Asun, y suerte

  12. Bienvenida a ENTC Asun.
    Nos haces pensar que nos habla una tercera persona, cuando es el perro, pero ¿cómo saber si un perro puede albergar algunos de los sentimientos descritos? De hecho a veces tienen más humanidad que algunas personas.
    Buena historia con buen ritmo.
    Un beso.
    Carme.

  13. Asun Paredes

    ¿Quién sabe lo que puede pasar por sus cabezas? Este, por lo pronto, está hecho un lío. No sabe cual de los dos humanos está más enfadado y, de momento, no se atreve ni a protestar por tenerlo sin desayunar.
    Un abrazo y gracias por la bienvenida y por comentar.

  14. Buen pulso narrativo bajo la perspectiva de esa primera persona perruna y estupenda la transposición al animal de los celos hacia un recién llegado a la familia.
    Un relato muy bien contado y muy conseguido, Asun. Enhorabuena.
    Un abrazo

  15. María José Viz Blanco

    Dice el dicho popular que: tres son multitud. Eso parece querere ocurrir en tu relato, Asun. Sin embargo, parece resolverse la situación… ¿o no?
    Buen relato. Besos.

  16. Salvador Esteve

    A la amistad y lealtad se han unido los celos, un sentimiento que su mente aún no ha asimilado. Pero rectificar es de sabios. Un relato muy original. Bienvenida a esta gran familia,Asun. Abrazos y suerte.

  17. MªBelén

    Tres son multitud en los temas del amor y si le añadimos los celos, el impulso y una buena dentellada para que queremos más.
    Me encanta su lectura, la manera de plantearnos este tema y llevarlo un paso más, humano, animal, humano.
    Fantástico debut Asun. Bienvenida seas.
    Un beso.

Dejar una respuesta