Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. POR FIN UN AÑO VENTUROSO de Piluca Illana Herraiz

De una en una, sin atragantarse. Lo había conseguido.

Las otras veces habían resultado infructuosas. Una mirada sin querer, un gesto queriendo. Cualquier distracción consciente o inconsciente habían dado al traste con el ritual, que desde siempre había seguido a pies juntillas como mandaba la tradición: Todos alrededor de la pantalla. El reloj a punto, sonando los cuartos, las campanadas del año nuevo. Las uvas contadas una y otra vez para que no fueran ni más ni menos que doce.

Por fin estaba solo. Ahora sí le llegaría la fortuna. Sería un buen año, no como los pasados. Nadie le distraería. Una vez fue su hermano ¿Por qué le había hecho aquel guiño justo en la penúltima? No pudo tragarla. Él se lo hizo cuando le empujó por el terraplén. Un desgraciado accidente. En otra ocasión fue su madre la que distrajo su atención ¿Por qué se le cayeron las uvas?. La encontraron sin vida, víctima de un fallo cardíaco cuando encontró colgado el cadáver de su padre. ¿Suicidio? ¿Asesinato?

SI. Este año sería venturoso. No cabía duda.

La enfermera del psiquiátrico recogió vacío, el vasito de plástico dónde el paciente asesino había comido metódicamente las uvas de la suerte.

13 Respuestas

  1. piluca illana herraiz

    Las tradiciones llevadas en exceso… tienen eso… je je … Al final se convierte en cruda novela negra.
    Gracias Jerónimo por tu comentario.

  2. Madre mía… menuda radiografía de la frenopatía que has conseguido enmarcándola en ese ritual de la noche vieja. Me parece muy directo (hasta divertido) y muy bien contando. Menos mal que al final has encerrado al espécimen éste XD para tranquilidad de todos. Mucha suerte 🙂

  3. piluca illana herraiz

    Si. Juan Antonio decidí que donde mejor estaba era encerrado en un frenopático… je je je. Allí, podrá comerse las uvas con tranquilidad. Bueno me preocupa la enfermera. Espero que no moleste mucho…
    Gracias por tu comentario.

Dejar una respuesta