Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. ¿Por qué a mí?

Detuvo su mirada en mí entre los cientos de personas que caminaban aquella tarde por el parque, se diría que me buscaba. Sus ojos brillantes se centraron en los míos y comenzó a menear enérgicamente la cola, no puedo afirmar que lo fuera, pero se parecía bastante a la típica reacción del perro que se alegra de ver a su amo. No reparé en que me seguía  hasta un rato después, lo hacía con discreción y a cierta distancia. En contra de mis principios, pues no me gustaban los animales, decidí que si me acompañaba hasta casa, le invitaría a entrar, había sentido una conexión especial con aquel ser. Él pareció comprender lo que yo pensaba  y, si no fuera porque es de locos, juraría que pude leer en su rostro una expresión de sincero agradecimiento, aunque enseguida cambió a una de enorme tristeza y resignación. Entonces sucedió: un tipo se abalanzó sobre mí cuchillo en mano; mi tierno amigo, convertido en fiera, saltó sobre él logrando hacerle huir mal herido, pero el arma quedó clavada en su lomo arrancándole la vida.

Hoy han detenido a aquel individuo, un psicópata asesino de varias personas y de un ángel canino.

12 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡A Fe Mía que era Un Ángel Canino! En cuanto a tu escritura, no tengo más que admiración por lo sobresalientemente que me llevaste de la mano hasta las explosivas líneas finales. Estoy radiante por haberte leído, así que dejo de lado lo tenebroso que me resulta que el cánido, inmerecidamente, acabe de forma tan luctuosa. ¡Buenos Días, Sí Señor! ” J ”
    Post Scriptum : De otro lado , me encantan las ficciones en que aparecen psicópatas, pero eso, como decía el tabernero de “Irma La Dulce” “es otra historia”…

  2. Martín Zurita

    Hola, Ángel.
    Con qué expresión tan bella cierras el texto “ángel canino”. La mayoría de los perros lo son. Y son ángeles muy intuitivos: presienten. Henry Bergson defendió la intuición como forma de conocimiento. Si era perra, con mayor motivo. Por eso lo eligió entre cientos de personas, para salvarle la vida a costa de la suya propia.
    Es un texto el tuyo muy fluido por muy bien escrito. Felicidades. Un abrazote.

  3. Barceló Martínez

    Gracias. Ya es una suerte haber encontrado este sitio, un lugar perfecto para disfrutar de grandes historias de pequeñas dimensiones y de las personas que las escriben.

  4. Jesús Garabato Rodríguez

    Cúantas veces hemos oído que la mayoría de los perros darían la vida por su amo. En este caso, ni siquiera podríamos considerar al protagonista humano como dueño (fea palabra, en casos como estos); aun así, su instinto y fortaleza lo defendieron hasta la muerte. Suerte, Ángel. Saludos.

  5. Barceló Martínez

    Gracias por tus comentarios Jesús. A mí tampoco me gusta el término amo. Sobre este tema, podríamos abrir más de un debate, la relación entre “animales de dos piernas” y el resto de los animales da para mucho.

  6. Barceló Martínez

    “Hay algo en el generoso y abnegado amor de un animal que llega directamente al corazón de aquel
    que con frecuencia ha probado la falsa amistad y la frágil fidelidad del hombre” EDGAR ALLAN POE.

    Gracias por comentar. Próspero año. Un saludo.

Dejar una respuesta