Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

104. PURA DE PRADO (Edita N. T.)

Las tejas rotas dejan que los relámpagos invadan el cuarto. A Pura le cuesta abandonar el jergón. Antes de distribuir cacharros bajo las goteras inminentes, atiende a su hermana impedida, que llora hecha un ovillo rígido sobre el único somier.

-¡Cállate ya! Si no fuera por ti, me casaría con un millonario. ¡A ver si un puto rayo de esos te deja seca de una vez!

Es su manera de decirle que la quiere con locura.

Desde que el cura nuevo invierte las escasas pesetas del cepillo en pagarles el pan, pasan menos hambre. Dinero nadie les da, ya que Pura, de joven la más hermosa de la comarca, se lo gastaría en afeites o gafas oscuras que disimulen el ojo vacío.

Verano e invierno, mil harapos y sombrero protegen su piel de doncella cincuentona. A no ser que espere la visita de un pretendiente imaginario; entonces, broncea su cuerpo desnudo entre maizales y se viste elegantemente.

Cuando no puede más, nos visita. En casa, no sólo tiene asegurado un plato caliente, sino la ración de cordura necesaria para ir tirando. Mi madre la escucha con paciencia infinita; luego, le desmonta sus fantasías y la despide curada por unas horas.

13 Respuestas

  1. Begoña

    Arre, demo! Que máis podo dicir? Que lo clavaste! Que lo clavaste na súa crueza, na realidade máis aceda e amarga, que case nos quitas o alento e a respiración.

  2. Me pasa igual que a Ana, aunque el relato me ha cautivado y me gusta mucho como está escrito, me cuesta trabajo comprenderlo. Siento que hay algo que se me escapa, una realidad que desconozco o que no recuerdo. Suerte Edita y un beso.

  3. Me gusta mucho tu relato. Creo que se entiende bien la crudeza de la situación, la penuria, el abnegado y amargo amor de Pura hacia su hermana. Son matices que nos hablan de un personaje torturado.
    Es cierto que se nos escapan detalles de la historia, ¿como perdió el ojo?, ¿quién es esa otra mujer que la ayuda y escucha?, pero no necesito saberlo todo para entender lo esencial y ver las historias que se podrían sacar a partir de tu micro. Buen trabajo. Suerte.
    Besos

  4. Gracias a todos por intentar entenderlo. A ver… Todavía tengo marcas de la tijera en la mano. Normalmente 200 palabras me sobran, con 100 o 150 me encuentro ya cómoda. Pero cuando empecé con este, andaba cerca de las 400. Había tanto que contar que sufrí para condensarlo. Seguramente alguna frase de la papelera era imprescindible para entenderlo. Las personas que tuvieron la suerte o la desgracia de conocer a la Pura real, lo han comprendido, claro.

  5. La vida es muy dura en muchas ocasiones, a veces en las familias alguien se dedica su vida a cuidar de algún miembro dependiente. Estos cuidadores tienen una vida complicada.
    Está muy bien retratada esta desesperanza, aunque tienen alguien a quien aferrarse, como se ven en la última parte del relato.
    Salludos

  6. Relato con una vivencia oculta tras las líneas, que, salvando las distancias, a mí me recuerda un tanto a Bernarda Alba, esas mujerzuelas que no han podido tener marido y que buscan las excusas en su entorno y no en las desgracias del destino. A veces se necesita leer historias como estas que nos recuerdan que existe lo diferente en la literatura.

Dejar una respuesta