Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

61. QUERIDO WATSON

-Llore, llore, querido Watson, no se avergüence

-Ya van dos veces que enviudo. ¿Qué maldición es ésta? ¿Qué clase de designio funesto me persigue? –el doctor gimoteaba sobre el hombro de su compañero de apartamento- Esta misma tarde he enterrado a mi segunda mujer. Cenizas a las cenizas, polvo al polvo. ¡Váyase lejos, Sherlock! Abandone Baker Street para siempre y no vuelva a hablarme.

-¿Por qué dice eso?

-Mi querido amigo, ¿acaso no lo ve? Las personas a las que amo siempre mueren.

-Mi querido Watson, ¿usted me ama? –los ojos del detective chisporrotearon con un destello equívoco.

-Sí, claro, que le amo… –titubeó Watson-, de una manera fraternal.

-¡Por supuesto! –dijo Holmes, incrédulo de que su querido doctor todavía no se hubiese percatado que bebía los vientos por él.

Holmes se levantó del diván y dando la espalda a su amigo comenzó a lavar los tubos de ensayo en los que había preparado su mejor veneno, ese que era indetectable en cualquier autopsia. “¡Malditos celos!” -renegó por entre dientes- Espero que Watson no se case otra vez. Cometer un tercer asesinato sería demasiado”.

 

-¿Qué dice Holmes?

-Pregunto que si le preparo un té.

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Los personajes míticos y principales de la literatura necesitan de otros secundarios pero no menos importantes para brillar. El gran detective nunca hubiera sido el mismo si su fiel ayudante hubiese dedicado su tiempo a ser esposo y formar una familia. Hasta incluso él, martillo de delincuentes, es capaz de delinquir con tal de que no se le hurte la gloria.
    Buen relato, Héctor.
    Un saludo y suerte

  2. Elemental, HÉCTOR, si no hubiera sido demasiada casualidad que Watson enviudara con tanta facilidad. Como dice el refrán, hay amores que matan, y si no, que lo diga Sherlock, que al parecer la tiene clarísima en ese sentido, jaja (entre nos, se me hace que Sir Arthur Conan Doyle se debe estar revolcando de rabia en su tumba porque no se le ocurrió a él).

    Muy buena y muy jocosa esta vuelta de tuerca; te felicito.

    Un beso,
    Mariángeles

    1. Héctor Daniel

      Seguro que se revolcaría en su tumba al ver lo que he hecho con su personaje, aunque creo que no le gustaba mucho su detective,

      Un abrazo, gracias.

Dejar una respuesta