Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

119. Ray Kidman Pág. 3 – Pág. 30

Nada más venir al libro, Raymond Kidman supo que estaba destinado a ocupar un lugar destacado en la historia de la literatura. Soñaba con convertirse en un gran personaje, en ser, o no ser, un Hamlet, en tener la personalidad de Odiseo, la locura del Quijote, en devenir el nuevo Holden Caulfield del siglo XXI. Pero aquel maldito escritor, que no escritor maldito, se empeñaba en que su corazón palpitase de emoción a cada segundo, en que frunciese el ceño una y otra vez, en que carraspease continuamente, como si fuese el protagonista de un best seller cualquiera. Enseguida se rebeló y consiguió cambiar el curso de la novela, hasta que, en una noche oscura y lluviosa, al principio del cuarto capítulo, el autor le hizo cruzar sin mirar un paso de cebra y un conductor borracho se lo llevó por delante. “Quiso entrar en la historia de la literatura, pero se quedó en la página treinta del libro”, reza su epitafio.

10 Respuestas

  1. María

    Jajaja! Pobre Kidman, nunca logró enamorar a su autor y con sus argucias sólo consiguió una cruel revancha. Muy buen texto, Ernesto. ¡Felicidades!

  2. María

    Jajaja! Pobre Kidman, nunca logró enamorar a su autor y con sus argucias sólo consiguió un cruel fin. Muy buen texto, Ernesto. ¡Felicidades!

Dejar una respuesta