Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

24. Rebobinando la memoria

Wenceslao enfila la chopera que rodea la carretera que marca la única salida mientras, girando la cabeza, parece sorprendido al escapar del pueblo por primera vez en décadas. El destino que espera al final del camino no parece inmutar a un personaje (¿diseñado por Delibes?) de rostro inescrutable y con la sobriedad del castellano prendida al pecho con orgullos de labrador.

 

Su juventud (arrebatada) se disuelve en el café de los años alejado del pueblo. Días marcados por la imagen de la vieja Europa cuyo saludo de bienvenida fueron los fríos pegándose al costillar y una niebla difuminando su belleza, mostrándose incapaz de alterar la templanza de quien jamás conoció parajes lejanos. Solo atisbo un brillo en sus pupilas al momento de tomar el tren que nos trasladará a Oswiecim, punto de lectura en el libro de la historia de nuestra aventura. Su mirada perdida (apoyando la cabeza en el cristal que nos anuncia campos nevados y cielos grises) va tornando en interés mal disimulado a medida que el tren mastica un condumio de raíles que se va acercando al final. Y (junto a él) me siento protagonista de la película de toda una generación de abuelos.

 

5 Respuestas

  1. Reconozco que me pierdo en localizar la película (pero eso insisto es culpa mía y de mi escaso bagaje cinematográfico) pero desde luego el relato lo encuentro muy bien escrito, incluso dejándote al final con ganas de más. Un abrazo y suerte 🙂

Dejar una respuesta