Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

37. Recuperando el brillo plateado que iluminaba la oscuridad (Pablo Núñez)

Los astrónomos de una lejana base observaron que las noches quedaban desbaratadas por un brillo grisáceo. Investigando, hallaron un misterioso jeroglífico en una playa desierta. Descubrieron que el acertijo señalaba unas coordenadas marítimas y enviaron a numerosos buzos para que explorasen el lugar. Encontraron, en las profundidades oceánicas, a la verdadera luna y constataron que la que colgaba del cielo era una estrella con afán de protagonismo que había empujado a la reina de la noche, por el lado oscuro, arrojándola al fondo del mar.

Recopilando toda la información, estudiaron cómo quitar a la intrusa que enrarecía la luz nocturna y diseñaron una enorme nave que alojase en su hogar a la musa de los escritores noctámbulos. Después de innumerables esfuerzos consiguieron que la estrella impostora, gracias a un satélite zalamero que la logró conquistar, volviera de vuelta a su órbita.

En cambio, subir a la luna traía de cabeza a los ingenieros aeroespaciales: en ninguna nave cabía. El sol, hastiado de la soledad de tantas noches oscuras, antes del ocaso abrazó con sus rayos a su eterna pareja y, con sumo cuidado, tras darle un beso apasionado en el momento del reencuentro, la colocó en el trono del firmamento.

54 Respuestas

    1. Pablo Núñez

      Cómo me alegro que te guste, Rafa. Esa luz grisácea es la que dio la pista del trueque malintencionado que había en el cielo. Menos mal que el sol echó una mano.
      Un fuerte abrazo.

  1. Ángel Saiz Mora

    Un relato para disfrutar a cualquier edad, respetuoso e imaginativo, en la línea de los cuentos clásicos pero adaptado a nuestros días, dominados por una tecnología que no es capaz de solventar el problema. Un historia pegada a lo terrenal que se da la mano con las estrellas, donde triunfa la fantasía y la literatura, dos cosas de las que tú sabes mucho.
    Que no falte nunca esa luna inspiradora de escritores noctámbulos, como tampoco tus letras.
    Un abrazo grande, Pablo. Suerte

    1. Pablo Núñez

      Querido Ángel, como siempre dejando un comentario concienzudo que desgrana a la perfección el relato. Tú que eres beatlemaiaco como yo, te diré que la idea surgió escuchando dos canciones de George Harrison, una con los Beatles y otra en solitario: ‘Here comes the sun’ y ‘Here comes the moon’. De ahí empecé a intentar enlazar una historia espacial en la que el sol y la luna tomaran las riendas del mismo, acompañados de los demás secundarios. Si ha sido de tu gusto, como siempre digo, misión cumplida.
      Un fuerte abrazo, amigo mío.

      1. Ángel Saiz Mora

        En tu caso, la inspiración es una dama que vive contigo, si en este caso también han contribuido los genios de Liverpool el resultado tenía que ser bueno por partida doble, como así ha sucedido.
        Otro abrazo, amigo Pablo

  2. Enrique

    Por la luna, todo lo que esté en nuestras manos, Pablo. Una vez conocido el color que ella confiere a la noche no se aceptan sucedáneos; por no hablar de la indispensable, por acostumbrada, influencia que sobre todos nosotros ejerce. Menos mal que los astrónomos de aquella base, aunque estaba alejada, no gastaban el tiempo jugando con la tablet, porque yo ya me estaba sintiendo raro, como si mis habituales cambios de carácter no se rigieran por ciclos de cuatro semanas.
    Qué bueno, amigo, y qué simpático y desenfadado relato. Como ya te han dicho, se disfruta mucho leyéndolo, y te deja una gran sonrisa complacida.
    Enhorabuena y un fuerte abrazo.

    1. Pablo Núñez

      Amigo Enrique, un placer es leer los comentarios que siempre me dejas en estos y otros reinos del microrrelato, de donde siempre voy de tu mano, el mejor padrino que me podía buscar.
      Un abrazo, que pronto, no será virtual, sino real.

    1. Pablo Núñez

      Muchas gracias, Cristina. La verdad es que por algo le llaman al sol el astro rey. Haciendo estas cosas se merece todo.
      Me alegra mucho que te hayas paseado por aquí.
      Un beso.

  3. Preciosa esta historia de la luna impostora. Cuánta magia, me ha encantado Pablo. Y el final te ha quedado redondito como un sol. Seguro que te va a traer mucha suerte este bonito relato. Muchos besos.

    1. Pablo Núñez

      La suerte es que te guste, Belén. Ese es el mayor premio que puede recibir el que escribe e inventa ficciones: que guste y si además es a escritoras tan excelsas como tú, pues mucho mejor.
      Un beso, Belén, y gracias por pasarte por aquí.

  4. Margarita del Brezo

    No culpo a la estrella impostora porque ¿quién no sucumbiría al deseo de ser la musa de escritores como tú al menos por una noche?
    Un beso, Pablo

    1. Pablo Núñez

      Que bonito lo que me dices, mi querida Margarita del Brezo.
      La musa que de vez en cuando aparece sale para leer a reinas de la imaginación y el ingenio como tú.
      Un gran placer el tenerte también por aquí.
      Un beso muy fuerte, mi querida maga de las letras.

    1. Pablo Núñez

      Querida Luisa, así debería ser: que la humanidad pelee por salvar lo que todavía le queda de humano, y de camino, cuide mejor de la naturaleza. Me encanta que me digas lo de realismo mágico, me he puesto más ancho que largo con tus palabras.
      Un beso muy fuerte y me alegra mucho que te haya gustado.

  5. M Belén Mateos Galán

    Pero que bonita historia. Me encanta esa idea de destronar a la luna por una estrella un tanto diva y de como el sol, eterno amante, la abraza y la besa con ardor, para coronarla de nuevo donde le corresponde.
    Eres un genio de las palabras y tu imaginación es tan grande como el firmamento.
    Al fin esa musa está donde debe y podremos seguir leyendo tus estupendos relatos.
    Un abrazo y un beso merecido Pablo.

    1. Pablo Núñez

      Vaya, M. Belén. De verdad que da gusto estrujar a la imaginación, aunque a veces no sale ni una gota de su jugo, si el resultado es un comentario como el tuyo, que además valoro mucho porque viene de ti, a la que no le falta ni ingenio ni esa imaginación que vuela por tu cabeza.
      Un beso muy fuerte, como me gusta decirte, mi querida poetisa.

  6. José Antonio Barrionuevo

    Imaginativo y precioso relato, amigo Pablo. Leyéndolo, he notado el brillo de la luna en mis pupilas. ¡Enhorabuena y mucha suerte!
    Y no sabes lo que me alegra que la luna volviera a ocupar el lugar del que fue espuriamente desbancada y que por derecho propio le corresponde.
    ¡Bravo por el Sol!

    1. Pablo Núñez

      José Antonio, como me gusta verte también por aquí, ¿y a quién no?
      Tus palabras me llegan muy hondo. Como siempre, tus comentarios son un soplo de aire fresco que despierta nuestras ganas de seguir escribiendo.
      Ahí está la luna por fin, para que en las noches insomnes nos susurre al oído historias y cuentos. Nuestro trabajo será seguir plasmándolas en el papel.
      Un fuerte abrazo, querido amigo.

    1. Pablo Núñez

      Juan Antonio, muchísimas gracias por tus palabras y por pararte por aquí para dejármelas. No sabes lo que me alegra conocer gente nueva cuya pasión es la misma que la mía, por cierto, aviso que tengo que empezar a comentar vuestros relatos en cuanto el tiempo, y no el meteorológico, me lo permita.
      Yo también me considero un “lunático” así que no dudo que he llegado al mejor sitio para compartir y contar las historias que mi musa, cuando está despierta, me va contando.
      Un fuerte abrazo y déjame decirte que tu foto me parece genial. Me encanta.

    1. Pablo Núñez

      Muchas gracias, Yoya. Como he dicho antes es un placer conocer a nuevos lunáticos y que además, os paréis para decirme que os gusta el relato. Esa es la meta cuando te pones delante de una hoja o una pantalla en blanco: que lo que escribas guste.
      Me alegra mucho que te parezca precioso y haya sido un placer para ti su lectura.
      Saludos y hasta pronto.

  7. Inma Núñez Hervás (Matrioska)

    Bella historia en la que el rey de la mañana recupera, con su caluroso y apasionado abrazo, a la destronada reina de sus noches y la de tantos humanos, ya sean escritores, enamorados o románticos empedernidos. Un mágico cuento narrado por una persona encantadora. Un beso, Pablo y felicidades por duplicado, por este relato y por el anterior mencionado.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias, Matrioska (te sigo llamando como lo hago habitualmente). Me da mucha alegría verte por aquí. Eso quiere decir que en este blog la calidad literaria va en aumento.
      Me alegra que te haya gustado este cuento en el que el sol y la luna toman un protagonismo especial y espacial. Quiero agradecerte también tu mención a mi mención y tu saludo en la entrada de los resultados de relatos de la radio.
      Es un verdadero placer estar rodeado de tan buena gente.
      Un fuerte beso, mi querida Matrioska.

  8. Towanda

    Hola, Pablo.
    Yo me he creído tu historia de principio a fin. Y aunque toda ella es un delicioso cuento me suena a que pudo ser así.
    El final que le has dado al relato es un acto de amor, ¡qué bonito!, y con beso y todo como en las pelis antiguas: “abrazó con sus rayos a su eterna pareja y, con sumo cuidado, tras darle un beso apasionado en el momento del reencuentro, la colocó en el trono del firmamento”.
    Felicidades, Pablo, me gusta mucho tu propuesta para este bimestre.
    Abrazotes.

    1. Pablo Núñez

      Hola, Towanda.
      El llegar a un sitio nuevo donde publicar mis relatos siempre me da miedo escénico; pero una vez dado el paso, si soy recibido tan cordialmente y me encuentro comentarios como el tuyo, el miedo escénico se transforma en una alegría inmensa.
      Cuando la ficción puede parecer verdad, es que la cosa va por buen camino.¿Quién puede dudar que Superan existe y vuela? ¿O que en la galaxia vive Hans Sólo y Luke Skywalker? Yo lo creo.
      Muchísimas gracias por tus palabras, Towanda. Por cierto: me encanta “Tomates verdes fritos”.
      Creo que tu foto es de esa película, tan grande la película como la persona que está tras esa imagen con el nombre de Towanda.

      1. Towanda

        Guau, pues si eres fan de Tomates verdes fritos, ya eres del club de amigos de Towanda, jajaja.
        Un abrazo muy grande de una aprendiz de encantadora de abejas.

  9. Salvador Esteve

    Precioso y mágico cuento de amor celestial, otra vez el sol podrá enviarle rayos de cálida pasión y la luna reflejará felicidad. Me ha encantado. Abrazos y mucha suerte.

    1. Pablo Núñez

      Gracias, amigo Salvador. Me alegra que te haya gustado esta aventura espacial en la que la luna y el sol se vuelven a reencontrar entre guiños de camaradería.
      Un fuerte abrazo.

    1. Pablo Núñez

      Gracias por pasarte por aquí, Carles. Me alegra que te haya gustado este cuento. Como bien dices, el beso parece de una película clásica de las que tanto me gustan. Otra cosa que me gusta tanto como esas inolvidables películas, son los relatos que tú escribes.
      Un abrazo, amigo Carles.

  10. Pablo, cómo me gusta ya el primer párrafo, de por sí es un micro. Y ese satélite zalamero, qué ocurrencia.
    Me encanta especialmente, lo tierno que te has puesto hablando de Lorenzo y su Catalina.
    Un abrazo, llenito de suerte.

    1. Pablo Núñez

      Rosy, como me alegra que te guste tanto mi relato, y más viniendo de una encantadora de letras como tú.
      Me has dejado una gran sonrisa y eso es lo mejor que me puede provocar un comentario.
      Mil gracias y un besote bien fuerte.

    1. Pablo Núñez

      Muchas gracias, Calamandra. Pues ahora que lo comentas, sí que parece un relato para sacarlo con ilustraciones. Sería una pasada.
      Besos y me ha encantado que te pases por aquí.

  11. Ton Pedraz

    Me ha gustado tanto tu historia, que me la voy a reservar para contársela a mis sobrinitas antes de dormir. Por supuesto les diré que es tuya, que es uno de los magníficos relatos que se gestan en entc.
    Precioso.
    Suerte.
    Ton.

    1. Pablo Núñez

      Vaya Ton, me encantará que se la cuentes a tus sobrinas (espero que les guste). No hace falta que le digas que es mía. Dile, si te parece bien, que te la contó una noche la luna. A mí fue ella quien me la susurró al oído.
      Un fuerte abrazo y gracias por pasearte por aquí.

  12. Esa connivencia entre cielo y mar para destronar a la reina blanca del tablero oscuro del firmamento, te atrapa. Los escritores noctámbulos, desesperados por conocer la suerte de su musa, te retienen. Y finalmente la fantasía te lanza a través de ese espacio que sólo tú imaginación conoce.
    Poético, Policiaco, Placentero: Pablo en estado Puro.
    Me alegro mucho de poder leerte también por aquí.
    Un abrazo.

    1. Pablo Núñez

      Antonio, lo que es un placer para mí es poder disfrutar, también por aquí, de tus relatos y de esos comentarios que son obras de arte y consiguen enriquecer todo relato que comentas, como en este caso el mío.
      Me gusta que digas que este es un Pablo puro. Cuando hablo con nuestro amigo Enrique Mochón y me habla de algunos de mis relatos, me dice que son puros Núñez. A mi me encanta que me lo digáis: el tener un estilo que reconozcais es muy reconfortante para mí. Si además viene de vosotros dos, buena gente donde los haya, que sé que lo hacéis desde el cariño y como un piropo, pues me alegro aún más.
      Un fuerte abrazo y gracias por escribir como lo haces.

    1. Pablo Núñez

      Gracias por pararte a comentar, Javier. Para mí es todo un honor que me compares con el gran Charles Perrault. También me alegra que apuntes lo del género del cuento infantil; un género tan difícil y al que tengo en alta estima y un gran respeto, tanto por el público al que va dirigido (aunque todos los que tenemos aún alma de niños disfrutamos de él), como por su dificultad, y esto último no solo lo pienso yo. Por poner un ejemplo, aunque hay muchos más autores que creen lo mismo, Mario Vargas Llosa escribió su cuento infantil “Fonchito y la luna” a la segunda, ya que cómo él mismo dice no le salió a la primera. Cuando el Premio Nobel de Literatura decidió por primera vez, hace años, adentrarse en el mundo de la literatura infantil, tuvo que claudicar: «Trabajé mucho y desistí. Me derrotó el género».
      Lo que me extraña es que el relato te parezca raro, sobre todo si es por el corte fantástico que tiene. A mí este tipo de relatos en el que la fantasía toma parte del mismo, me gustan. De hecho, te dejé un comentario positivo en tu cuento, que de fantasía va sobrado, porque ese entorno fantástico me agradó. Te aseguro que al leer cómo describes el observatorio en forma de huerta planetaria del sultán y los regalos imposibles que hace a su amada puse la imaginación que requería el cuento. Quizá por eso no me pareció una rareza. De todas formas me quedo tranquilo al ver que, de todas las personas que me lo han comentado, seas el único al que le parecido raro mi relato.
      Un abrazo, Ximens.

  13. Malu

    Está claro que el amor todo lo puede y cuando es verdadero, no hay impostores que lo suplan.
    Precioso Pablo, qué te puedo decir, si es que soy fan incondicional de tus letras y te lea donde te lea y con el formato que se exija en cada momento lo bordas.
    Beso grande y suerte.

    1. Pablo Núñez

      Mi querida Malu, la suerte no me hace falta porque la tengo de sobra encontrando comentarios tuyos allá donde coloque un relato.
      Me gusta que a una persona que escribe con el corazón, como tú, le gusten mis relatos. Eso me hace pensar que algo estaré haciendo bien. Hay personas a las que me encanta agradar con lo que escribo y a ti, que apostaste por mí desde que publiqué aquel lejano “Viaje de ida y vuelta”, mi primer micro, más que a nadie. Así que si te gustó el relato que descansa encima de todos vuestros generosos comentarios,misión cumplida. Contigo, la suerte está de mi lado.
      Un besote bien fuerte.
      Pablo.

  14. María José Viz Blanco

    ¡Bellísimo e imaginativo relato, Pablo! Me ha encantado, por lo que dice y por las múltiples lecturas que permite hacer del mismo. Pienso que gusta a grandes y pequeños. Veo tras la amena lectura, alusiones al amor, a la rivalidad, al afán de “trepar” de algunos… ¡Bravo! Saludos.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias por pararte a dejarme tan generosas palabras, María José. Me alegra mucho todas las lecturas y las cosas que ves en el relato, porque has conseguido desentrañar el trasfondo de los temas que quise tocar y eso es para mí más que gratificante.
      Realmente, comentarios como el tuyo son los premios que más valoro.
      Un besazo.

    1. Pablo Núñez

      Gracias, M. Carme. Me alegro que mi cuento te haya gustado y que la luna te ilumine y te inspire para que sigas escribiendo relatos tan bellos.
      Un besote.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias, María. Tu comentario sí que da gusto leerlo. Me alegro de que hayas disfrutado con la lectura del relato.
      Un beso fuerte.

Dejar una respuesta