Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

2. “Resacas” (Luis San José)

Crucé la carretera y bajé por un angosto sendero que llevaba hasta la cala que tantas veces había sido testigo de nuestras caricias. A la mitad del camino ya no se veían las ruinas del hotel. Me detuve en la misma piedra que había sido confidente de mi locura, donde retorcí el cigarro que utilicé para intentar borrar mi desesperación y mi ruina. Las olas reventaban en mis oídos reproduciendo los gritos de varios años atrás mientras la luna prolongaba su lujuria hasta el horizonte. Era la misma luna enorme y completa que quiso rivalizar en esplendor con las llamas del hotel, la que presenció impávida cómo se retorcían sus paredes y mi esperanza.

– Necesito respirar –me dijiste.

Eran tus ganas de vivir. Fue la carretera, sierpe silenciosa, quien te arrastró mucho más allá de los árboles, lo sé.

Llegué hasta la playa. La resaca se había llevado, inmisericorde, tu nombre, tus pisadas y la ilusión que guardada en aquel castillo de arena. Como entonces, vacié cientos de botellas en el agua. Me tumbé en la orilla con la boca muy abierta y me tragué todas las olas, esperando que otra resaca me devolviera tu nombre y tus pisadas.

26 Respuestas

  1. Gracias, Salvador. Efectivamente, me obsesioné tanto con el de julio, que me fue imposible conformarme con 200 palabras. Espero superar mi adicción a la bebida y empezar batallas nuevas
    Un abrazo

  2. Modes Lobato Marcos

    A mí también me ha recordado escenas del relato de julio (las ganas de vivir, la carretera como serpiente…), pero es señal de que me dejó huella.

    Tiene un punto de romanticismo descomunal, rimas y leyendas, olor a Byron, todo eso y más.
    Y pasión…y pasión…y pasión…

    Y cómo yo soy de esos, pues me ha ganado totalmente.
    Un abrazo.

  3. Gracias Modes. Así me siento, y me alegro haberlo transmitido, a pesar de que soy consciente de que no se ajusta rigurosamente a los requisitos propios del “género microrrelato”. Suerte con esa brevedad tan escalofriante tuya.
    Abrazosss

  4. Mª Belén Mateos

    Un relato cargado de poesía, con sentimientos de culpa y añoranza.
    El último párrafo me ha encantado, está lleno de fuerza.
    Un abrazo y suerte Luis.

  5. ESther, gracias por pararte y me alegra que te guste. Siento que me he perdido grandes cosas por romper tan tarde las puertas de mi “clausura”. ¡Qué original fue, por cierto!
    Con la luna llena los partos se aceleran. ¿Por qué tarda tanto el tuyo?
    A ver cómo lo haces ahora. Una monja con sus votos, que tiene un hijo sin padre en un hotel… Hummm….
    Suertessss

  6. Has hilvanado casi a la perfección la consigna anterior con la de este mes. Me parece un relato intenso y lleno de poesía. Una mirada atrás y una lucha del protagonista por sobrevivir a unos recuerdos omnipresentes. Mucha suerte.

  7. Patricia Mejías Jimenez

    Un trozo de poesía y arrepentimiento que encierra la culpa de un protagonista que no pudo hacer nada por retener a su amante. Ante su ausencia y sus recuerdos quema el hotel. Entiende porque se su amante se ha ido, pero él sigue varado en ese mar para que devolverle los recuerdos que intentó borrar.

  8. Patricia Mejías Jimenez

    Aquí el comentario sin faltas:
    “Un trozo de poesía y arrepentimiento que encierra la culpa de un protagonista que no pudo hacer nada por retener a su amante. Ante su ausencia y sus recuerdos quema el hotel. Él entiende porque su amante se ha ido (- Necesito respirar –me dijiste), pero él sigue varado en ese mar para que le devuelva los recuerdos que intentó borrar en su desesperación.”

Dejar una respuesta