Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Ronda 1 – Aquelarre 19

Los participantes con el alias :  NIGROMANTE– CATALEPSIA– FUEGO FATUO

deberán escribir un relato :

  • Donde aparezca el pecado de la Lujuria.
  • Plazo : hasta el domingo 17 a las 23:59 hora peninsular de España
  • Extensión: 123 palabras Máximas (título NO incluido)
  • Ambientado en el escenario : LAS REBAJAS

Dejad vuestro relato en este enlace

Podéis votar en este otro

 

 

 

4 Respuestas

  1. Lujuria Monstruoscopica

    CATALEPSIA – De cacería
    Manuela es una amante recatada, nada que ver con la mujer que escudriña los estantes y revuelve los contenedores. Mil veces me lo ha prohibido, pero, al llegar las rebajas, la sigo a escondidas disfrutando del andar sinuoso, los labios palpitantes que dejan escapa un hilillo de saliva, los pezones enhiestos, la humedad que −presiento− resbala por sus muslos. Cuando finalmente se dirige al probador me uno a ella con naturalidad fingida y, tras la puerta cerrada, se me entrega anhelante mientras engarfia los dedos en la seda, el lino o el poliéster.

    La dejo arreglándose torpemente y me ocupo de pagar las prendas arrugadas que lavará y planchará cuidadosa para poder devolverlas. Aceptar el regalo, masculla contrariada, sería comportarse como una puta.

  2. Lujuria Monstruoscopica

    FUEGO FATUO – Y yo caí
    De haber sabido que empezaban las rebajas ni me hubiera acercado a los grandes almacenes, pero se dio la malhadada circunstancia de que necesitaba urgentemente una camisa nueva. Pronto me vi inmerso en una turba de cuerpos cálidos que me apretaban, de pechos que se apoyaban sutilmente en mi espalda, de piernas que rozaban sensuales las mías. Entonces vi tu espalda desnuda tras la cortina entreabierta del probador: Quieta, serena, elegante, impávida. La pasión me cegó y corrí a abrazarte. Recibiste fría mi beso en tu nuca. No reaccionaste cuando mi mano febril empezó a desnudarte. Desgraciadamente nunca sabré si eres de las que gritan al llegar al clímax. Los vigilantes me echaron a patadas gritando no sé qué sobre manosear un maniquí.

  3. Lujuria Monstruoscopica

    NIGROMANTE – TODO AL 50%

    Del ascensor salió a la tercera planta sangrando lujuria. A borbotones perdía la vida por la herida del deseo y el recuerdo de 14 momentos llenos de lascivia.
    Amortajado por la pasión desaparecía.
    La gente a su alrededor se agitaba con un ritmo sensual. De anaquel en anaquel, de perchero en perchero saltaba manoseando con impudicia el género. Todo iluminaba la imagen de obscenidad vivida hace unos minutos y el brillante cuchillo que le arrebaté y que me dejó sin aliento.
    Ocurrió cuando la megafonía rompió el aire con voz amiga «Si estás falto de amor, lujuria desenfrenada». Entonces me miró y deseó gozarme hasta el fin.
    En el probador el furor, y su herida inundó mi abierto y hermoso vientre de mujer.

Dejar una respuesta