Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Ronda 2 – Poltrona 11

Los participantes con el alias :  ABISMO– DIFUNTO– LA SOMBRA

deberán escribir un relato :

  • El pecado de la pereza NO debe aparecer. Tema libre.
  • Plazo : hasta el domingo 24 a las 23:59 hora peninsular de España
  • Extensión: 123 palabras EXACTAS  (título NO incluido)
  • Con las palabras : Poción mágica y calcetín sucio

Dejad vuestro relato en este enlace

Podéis votar en este otro

3 Respuestas

  1. Perez@Dora

    LA SOMBRA – Pura magia
    Apenas podía controlar la emoción tras adquirir la nueva casa. Aunque nueva para mi, sus paredes escondían casi un siglo de historia. Esa pátina de misterio fue como una poción mágica que hizo que me enamorara de inmediato de ella.
    Después de vagar de una estancia a otra empapándome de sensaciones, decidí abrir puertas, armarios y cajones. En el último de una preciosa cómoda había un pequeño bulto de tela. ¿Qué sería?
    Decepcionada descubrí que se trataba de un calcetín sucio y lo tiré con cierta repugnancia. Desde su interior rodó un bellísimo anillo con mi nombre grabado. Pura magia, pensé. Alguien me rodeó con sus brazos. Ahogué un grito al tiempo que reconocí su olor inconfundible y maravilloso. Era él. Pura magia.

  2. Perez@Dora

    ABISMO – EL REGRESO
    Bajó del coche y anduvo hasta la aldea. Llamó al antiguo portón. Le abrió Gertrudis, mucho más encorvada que nunca.
    -Soy Valerio, el hijo de Dolores la costurera. No he vuelto desde niño.
    -Te recuerdo, hijo.
    Lo miró pensativa junto a la chimenea:
    -Llevas pintada en la frente la desgracia.
    Valerio contó que le había visto el rostro a la muerte.
    Gertrudis preparó su pócima mágica:
    -Tómalo y purifica tu cuerpo para que Ella no te huela.
    Bebió aquel líquido untuoso y se lavó en una tina.
    Al volver, metió el pie en un charco y sacó el calcetín sucio de barro. La suela resbaló en el freno y el vehículo se estrelló contra las fauces ocultas entre el ramaje de un roble.

  3. Perez@Dora

    DIFUNTO – Polvos magisucios
    La puerta se abre y dos cuerpos entran entrelazados y besándose como si aquel instante no volviera a repetirse.
    -¿A qué huele?
    – Al ambientador mágico de mi abuela. Lo llamaba la poción del amor.
    – ¿Era una bruja?
    Ríen y se besan. Se desnudan pero a ella algo le molesta, un olor no le encaja. El ímpetu de él los empuja hacia el sofá del salón. Ella no puede concentrase en sus besos como desearía.
    -¡Joder! ¿A qué coño huele?
    -¡Déjame mirar! Creo que he limpiado esta mañana!
    -¡¿¡Crees!?!
    Se separan. Él empieza a buscar hasta que encuentra un olvidado calcetín sucio de cuando salió a correr el otro día.
    “¿Y, ahora?”.
    Calcetín a la lavadora y mi poción mágica para ella.

Dejar una respuesta