Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Ronda 6 – Espejo 3

Los participantes con el alias :   MEIGA – FANTASMA– NOCTÁMBULA

deberán escribir un relato :

  • el tema central del micro será la SOBERBIA
  • debe ser una DECLARACIÓN O TRANSCRIPCIÓN de unos hechos  (narrador cámara en tercera persona) donde quede de manifiesto que el personaje/pseudónimo es el mayor pecador del concurso, digno de ganar el Monstruoscopio 2017.
  • Debe comenzar con esta frase “MEIGA / FANTASMA / NOCTÁMBULA (vuestro pseudónimo) se presentó en “
  • relato de 200 palabras MÁXIMO (título no incluido)
  • Plazo : hasta el domingo 22 de octubre a las 23:59 hora peninsular española.

Podéis subir vuestro relato con este enlace

y votar en este otro

 

 

8 Respuestas

  1. MEIGA – ALFOMBRA ROJA

    Meiga se presentó en la gala y pisó la alfombra roja que la llevaría hasta el interior del auditorio. La candidata a ganadora del “Monstruoscopio 2017” lucía un vestido dorado, ceñido y transparente, sin ropa interior. Ella, personalmente, nos informó que había sido confeccionado por esclavas chinas a su servicio.

    Desfiló erguida, contoneándose al andar, mientras lanzaba miradas iracundas a diestro y siniestro. Esto provocó una reacción en cadena entre sus contrincantes: Catalepsia, a su paso, cayó al suelo y permaneció rígida e inmóvil el resto de la noche; Noctámbula, bostezando, no dejaba de aplaudir hasta que se durmió; Luto, vestida de negro, lloraba sin consuelo; Frankeinstein palideció y su cuerpo putrefacto se rompió en pedazos; Engendro bajó la capucha de su capa y ocultó su rostro; Mausoleo tembló y con gran estruendo se desmoronó; Fantasma dejó caer su sábana y se desvaneció en el aire; Fuego Fatuo, poco a poco, se apagó para siempre.

    Pasó junto a todos ellos mirándolos por encima del hombro. El público presente la ovacionaba sin dejar de gritar su nombre.

    Solo entonces, Meiga, hizo su entrada triunfal ante el jurado.

    1. Comentario del jurado a MEIGA junto con un fuerte aplauso

      Bases:
      Cumple con la soberbia.No hace referencia a sus méritos de pecador.
      “Ella, personalmente, NOS informó…” este NOS, rompe la narración “cámara” parece que es a los periodistas, ayyyyyy, La Soberbia está presente en el primer párrafo con su entrada triunfal, después no tanto.

      Título:
      Inicio: La soberbia del personaje queda bien reflejada y la referencia a cada contrincante resulta muy acertada.

      Relato:
      El cuento me gusta, la sorna con la que se quita de en medio los otros 8 contrincantes haciendo referencia a sus alias. La puesta en escena comparando con la gala a los Oscar (por ejemplo) muy buena.
      Lo que más me gusta de este relato es como usa los seudónimos de los otros concursantes para construir un párrafo. También la presentación de la escena como una gala de entrega de premios, por la originalidad del enfoque. Aunque su soberbia es patente, no se hace referencia a más pecados.
      De todos los relatos que hacen referencia a los otros concursantes, es el mejor logrado. Lo hace, además, en un párrafo donde se demuestra claramente el pecado de la soberbia, alzándose el protagonista por encima de todos los demás contrincantes.

      Final:

      Destacamos: Me parece un relato muy visual que crea una escena muy buena. Me parece original el escenario elegido para la puesta en escena de su relato.

      Sintaxis: La coma tras el sujeto en la última frase desluce el cierre.

  2. S.A.R Soberbia Magnífica

    NOCTÁMBULA – Ja, ja, ja… ¡condenas a mí!
    Noctámbula se presentó en el despacho al oír que la megafonía pronunciaba su nombre. Se sentó sin bragas y con las piernas despatarradas frente a Mausoleo, el director del centro. Éste le ordenó que las cerrara —no era momento de apagar Fuegos—, después le recordó que tenía que llamar a Frankenstein, su ex, y decirle que viniera a buscar a su hijo Engendro; mañana cumpliría tres añitos…Noctámbula, con la barbilla erguida, como levitando medio metro por encima del suelo, salió mascullando improperios… «Estoy hasta los huevos del padre, del niño, y de estos putos acomplejaos».

    Finalizaban los tres años que la ley le permitía tener a su hijo, pero Noctámbula aseguraba, que lo había tenido ahí con ella para jorobar a Frankenstein, por no guardar Luto después de su divorcio.
    Malas lenguas dijeron que se le velaron los ojos cuando los vio partir, pura Fantasmada, Noctámbula no lloraba por nada ni por nadie.

    Esa noche, en su celda, arrancó la foto de Engendro que tenía pegada en la pared y gritando con rabia de Meiga…
    «Me tenía que haber desecho de ti también —no solo de Catalepsia, la golfa de su novia—, ahora, tu padre, estaría penando el doble».

    1. Comentario del jurado a NOCTÁMBULA

      Bases:
      Mucha ira y poca, o ninguna, soberbia. Tampoco se detallan otras virtudes pecadoras.
      El título ya rompe y no tiene nada que ver con la narración desde el punto de vista de 3º persona/cámara.
      No veo que refleje bien la soberbia.
      La soberbia, encarcelada.

      Título:
      No me gusta el título.
      El título no me gusta.
      Ese título no cuadra con la narración tampoco.

      Inicio:
      Relato:
      Me pierdo en la historia ‘familiar’
      Resulta muy forzada la referencia al resto de semifinalistas.
      No se entiende a quiénes se refiere con lo de “putos acomplejaos”.
      Desfilan los contrincantes en una situación enrevesada que no entiendo.
      Sinceramente, no sé si me he perdido o es que la historia me ha parecido tan poco interesante que no ha captado mi atención. Está confuso.
      No me gusta nada la historia que nos narra. Los personajes podían ser cualesquiera, con lo que la referencia a sus contrincantes es vana.

      Final:

      Destacamos:

      Sintaxis:Varios errores de sintaxis (tildes, comas, guiones…).

  3. S.A.R Soberbia Magnífica

    FANTASMA – Antes muerto que sencillo
    Fantasma se presentó en cuanto la mujer abrió el maletín lleno de pinceles, ceras y sombras. Por encima de su hombro, observó el cadáver dispuesto sobre la camilla. Los rasgos del muerto eran idénticos a los suyos, sin embargo, los ojos cerrados le otorgaban un rictus más sereno. Los de Fantasma, en cambio, observaban críticos los movimientos de la mujer.
    Ella, se afanaba mezclando tonos de beige en una paleta. Cada tanto, probaba el color sobre la mejilla rígida para compararlo con el de la fotografía de un sonriente cincuentón.
    Fantasma chasqueaba la lengua, bufaba, negaba con la cabeza. Cuando ella se decantó por una tonalidad y comenzó a pintar, expresó su disgusto tirando los frascos depositados sobre la mesa auxiliar. Ella cerró la ventana.
    Fantasma no parecía estar acostumbrado a ser ignorado.
    – ¿Qué haces, insensata? ¿Acaso no has visto lo guapo que soy? – gritó con voz de trueno señalando la fotografía.
    Ella se acomodó el pelo tras la oreja. Fantasma aulló lastimeramente e hizo sonar sus cadenas. Nada.
    Poco después, ella marchaba satisfecha. Fantasma, hecho un ovillo blanquecino, lloraba su frustración, sin advertir que el maquillaje sobre las mejillas del cadáver, se estaba empezando a correr sin remedio.

    1. Comentario del jurado a FANTASMA

      Bases:
      No se exponen los méritos como pecado, aparecen destellos de ira nada más.
      Este fantasma no me parece muy soberbio, más bien narciso y orgulloso de su palmito en vida.
      Es un relato diferente al del resto, pero veo en él poca soberbia.

      Título:
      El título no me gusta y tampoco lo veo super acorde al texto.
      El título no me cuadra.
      Tampoco me gusta el título ( quizás el rasgo de humor que presenta no me cuadra con el tono del relato).

      Inicio:

      Relato:
      Buena historia, bien contada y con título conseguido.
      ¿Al fantasma realmente le importa no quedar guapo? O estar muerto de verdad? Me gusta mucho el cuento, mucho pero no veo una relación directa con el pecado de la soberbia.
      Me parece la mejor historia de las tres, pero no veo, como vosotros, el pecado de la soberbia.

      Final:

      Destacamos:

      Sintaxis:
      Otro con comas entre sujeto y verbo.
      “Ella, se afanaba…” – “…sobre las mejillas del cadáver, se estaba…” –> comas espurias.
      Y sí, esas comas entre sujeto y predicado provocan visita al oftalmólogo.

Dejar una respuesta