Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

107. Sábado de carnaval

Ella se había colocado la mejor de sus sonrisas, consiguiendo disimular esa sensación de amargura que le acompañaba a todas partes, mientras que él, por su parte, había logrado camuflar su mal humor detrás de una reluciente dentadura, blanqueada el tercer viernes de cada mes en su dentista de confianza. Y si ella intentaba esconder su inseguridad bajo una serie de poses que había copiado a una conocida presentadora de televisión, él ocultaba su timidez imitando los gestos de un carismático actor. De tanto repetirlos, tantas veces, en tantas citas, a ellos ya les parecían naturales. Ambos estaban realmente irreconocibles, un detalle que, teniendo en cuenta que se acababan de conocer, tampoco debería ser relevante. A su alrededor, camareros, clientes y demás comparsas desempeñaban sus papeles con eficacia y soltura. El escenario, un pequeño afterwork minimalista en el centro de la ciudad, y las cervezas ayudaban y, al final, la noche terminó donde tenía que terminar. Por la mañana, con las prisas y los nervios, los dos olvidaron ponerse sus respectivos disfraces y un cierto olor a desencanto les estuvo acompañando durante el resto de la semana.

8 Respuestas

  1. Juan Antonio

    Hola Ernesto. Tu relato me parece una perfecta radiografía de la hipocresía con la que solemos cargar el día. Me ha gustado mucho como has desnudado a este par, que en realidad, son legión. Un saludo y suerte (por partida doble) 🙂

  2. ERNESTO

    Sin duda la vida es un carnaval. Gracias a todos por los comentarios. A ver si consigo pasar más a menudo por aquí y comentar.

    Abrazos y besos a repartir entre todos.

Dejar una respuesta