Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

SEP128. EL RASTREADOR, de David Vivancos Allepuz

Le susurro algo a mi montura para tranquilizarla. El indio descabalga y corre hasta los restos de la hoguera. Remueve las cenizas, toma un tizón y lo estudia con detenimiento. Levanta la vista, el sol lo obliga a entornar los párpados. El rastreador deja que el aire abrasador del desierto le acaricie el rostro. Parece olfatear una presa invisible. Su perfil anguloso se muestra ante mí como una misteriosa máscara ritual, fascinante, recortada en cuero.

Acerca la oreja al polvo del camino, los ojos todavía cerrados. Escucha durante aproximadamente un minuto y se incorpora. Sin necesidad de interrogarle, me cuenta que son tres hombres, que nos llevan unas siete horas de ventaja. Que se dirigen a Arkansas. Retoma la auscultación del suelo pedregoso. Me informa ahora de que Virginia y Tennessee también se unirán a los estados confederados. Y de la batalla de Gettysburg y del asesinato de Lincoln dentro de dos años.

Quiero saber más. Pregunto por la invención del fonógrafo y, ya puestos, por la guerra de Cuba. Vuelve a pegar la oreja a las piedras. Sin éxito. Se confiesa incapaz de decirme nada nuevo. Entonces le ofrezco la cantimplora. Creo que ha llegado el momento de regresar.

10 Respuestas

  1. Escena muy de película: …la imagen del rastreador siguiendo las huellas de acontecimientos de la década de los años 1860…en el continente americano.
    Para el dique seco lo mejor, la cantimplora y de vuelta a casa. Me ha hecho reír el final.

    Suerte y recibe mi saludo.

  2. No sé qué me gusta más: que digáis que el texto es surrealista, que es cinematográfico o que está bien escrito. Como soy incapaz de decidirme, lo único que puedo hacer es daros las gracias por vuestros comentarios, como siempre generosos.

    Un abrazo a todos y mucha suerte,

    D.

Dejar una respuesta