Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

SEP65. SORPRESA, SORPRESA, de Amparo Martínez (Petra Acero)

El salón huele a cebolla y laurel. En la mesa: el mantel que nos regaló su madre, la vajilla de las ocasiones especiales y una gran vela de cumpleaños… ¡Lástima tanto trabajo para nada! Este año no habrá fiesta sorpresa… Atravieso la puerta, entro en la cocina. Me parece más pequeña y estrecha: ¡como la cabina del camión! Ella trajina entre sus recetas mágicas. El rojo le favorece. Su barriga feliz me recuerda a papá Noel… No te preocupes, gordi, os cuidaré: ¡he vuelto para eso!
Suena el teléfono. Es la policía para comunicarle que su marido ha sufrido un accidente de tráfico, pero con el ruido del extractor no lo oye. Mira el reloj del horno, sonríe y murmura: “Ya está hecho”. Abre la puerta de la cocina y pasa al salón… ¡Nada!… No me ve. ¡Tendría que verme! Ella ve… cosas…. Si no ¿para qué he vuelto?

Llaman a la puerta. Es Manolo, el carnicero. Entra como Pedro por su casa… Morrea a mi mujer, acaricia a mi futura hija y se sienta a la mesa como si fuera yo. Ella le sonríe y, con los ojos encendidos, sopla mi vela negra de cumpleaños.

22 Respuestas

  1. No sé si me gusta más tu relato, la bruja arpía que has imaginado o el ambiente de la historia, tan alejado de los tradicionales cuentos de hadas o brujas con príncipes y princesas a los que estamos acostumbrados. Qué buenos ratos nos haces pasar, Amparo.
    Espero que estés recuperándote muy bien. Un abrazo y suerte.

  2. Con tus relatos siempre se va de sobresalto en sobresalto y de sorpresa en sorpresa, que imaginación tan vivaracha tienes. Imaginando ya que era un fantasma, el cirio negro me descolocó un poco y me abrió nuevas posibilidades. Un beso y ¡suerte!

  3. La ignorancia consigue mantenernos en ese estado de felicidad que el conocimiento nos niega… o algo parecido.
    El protagonista nunca hubiera imaginado que su esposa le engañaba (¿desde cuando?, la hija será suya o del carnicero). ¿Para eso ha vuelto, para enterarse que era un “cornudo” feliz?… Lo que no sé si descubrirá es que fue ella quien ideó y manipuló su muerte (cuando las velas negras han realizado su cometido, se apagan…)

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Me alegra haber podido daos una SORPRESA detrás de otra…

  4. Un acierto la elección del narrador. No ocultas que él está muerto, pero sí que al final aparece el carnicero. Simpático. Y luego dicen de los camioneros, mira que la carne es débil y además, el hijo no es suyo. Venga, suerte con la Penélope de fin de mes.

  5. Un relato de intriga, sin lugar a dudas. El final es verdaderamente sorprendente y triste, porque ha tenido que morir para ver cómo es su vida sin él. Vaya, vaya, pobre hombre. Muy bueno, Amparo. Un abrazo

  6. Me gusta el modo en que lo has contado. Y ese carnicero de última hora, cuando ella se mira el reloj….jajá, me ha hecho sonreir el final, a pesar de que ya sabíamos que quien narra estaba muerto.

    Un beso Petra y mucha suerte, mucha.

Dejar una respuesta