Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

50. SIEMPRE QUEDARÁ LA NOCHE

Vivía y bebía su vida por la noche. Casi todos sus apasionados recuerdos habían transcurrido bajo la luz de la luna, las estrellas o artificiales neones. Dicen también que gustaba de la sangre fresca de jovencitas descarriadas.

Tras un desafortunado accidente, quedó ciego para siempre y ahora junto a su perro lazarillo, planea acabar con su eterna noche y, tumbado dentro de un  ataúd de lujoso acolchado modelo ÚltimoGrito,  sueña con lluvia de estacas.

Mientras tanto, una lápida de mohosa piedra, espera impaciente ser tatuada con un mordaz epitafio.

20 Respuestas

  1. Carles Quílez

    Un vampiro harto de su eternidad, condenado a vivir a ciegas por siempre jamás. Una tragedia en toda regla.
    Suerte para el protagonista y también para ti, Isidro.
    Abrazos

    1. No sé si el protagonista podrá acabar con su eterna agonía nocturna.
      Se lo preguntaré dentro de unos días. En cualquier caso ¿quién le manda meterse en catador de sangre?
      Muchas gracias por tu comentario Carles.

    1. No es que sea extraño el vampiro, es que ya los vampiros no son como antes, no sé si será la globalización, la crisis que de todo tiene culpa o la imaginación de los nuevos relatistas, el caso es que hasta los estereotipos están cambiando. Jejeje!
      Muchas gracias Calamanda por tu comentario. Saludos.

  2. Ángel Saiz Mora

    Incluso para alguien que tiene la noche oscura y sus peores tinieblas como hábitat natural, quedarse ciego puede ser la peor de las maldiciones, máxime si ha de arrastrarla una eternidad. Si en este relato sólo latiese un cierto drama no sería tuyo, si además de ello, viene aderezado de originalidad y humor, como ese ataúd “ÚltimoGrito”, ya sí que se identifica como parte de la obra de mi amigo Isidro.
    Un abrazo y suerte, artista

    1. Amigo Angel, ya sabes que la vida es demaiado seria como para tomársela en serio y además hay ciertos temas, como el de los vampiros, que no puedo evitarlo. Los epitafios y la muerte, si no los aderezamos con ciertas gotas de humor, creo que se hacen pesados de digerir.
      Muchas gracias querido amigo por tu amable comentario. Un abrazo.

  3. Mª Belén Mateos

    Me encanta la primera frase y la ironía que has plasmado en todo tu relato. Un vampiro ciego y que además espera una lluvia de estacas…Genial Isidro. Diferente y original propuesta.
    Un abrazo grande.

    1. Reconozco que no soy un apasionado del género vampiresco, pero noto que existen demasiados clichés en esos ambientes, por eso he querido dar una vuelta de tuerca a dichas formas para estar en consonancia a la actual situación de rupturas, cambios, roturas de escalas de valores… etc. etc.
      Muchas gracias por tu gentil comentario. Un abrazo.

  4. Salvador Esteve

    Irónico y divertido, y un vampiro con perro lazarillo. ¡Genial! Te confieso que no he podido evitar escribir en la lápida un epitafio:

    Vida de sangre,
    mis colmillos ciegos están.
    Cuellos octogenarios, maduros, lozanos,
    la duda mató mi eternidad.
    Descanso en paz.

    Espero que perdones mi atrevimiento y mi intromisión en tu relato. Abrazos, Isidro.

  5. Vale, que le empapen un lluvia de estacas, pero porfi, al perrito dejádmelo fuera, no le metáis en la tumba, pobre. ;-(
    Buen micro, Isidro, me gusta la fina ironía que transmites.
    Un abrazo

Dejar una respuesta