Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. SILENCIO GUTENBERG ( Nieves M.M.)

A no ser que fuese para comprar cuentos a mis sobrinos, yo jamás pisaba una librería. Indudablemente, formaba parte de la nefasta estadística. Aquella mañana, me disponía a pagar un desplegable de Bob Esponja cuando de pronto apareció. Bajé la vista y ,con disimulo, dejé el cuento entre la guías turísticas. Él se dirigió hacia las escaleras que conducían al piso superior.  Esperé unos instantes y decidí seguirle.. Él, de espaldas, ojeaba despacio en la sección de Arquitectura y yo, visiblemente interesada, me situé  ante los títulos imposibles de Mecánica cuántica. Allí arriba reinaba ese silencio que solo los libros saben guardar. Se diría que comenzó entre nosotros como una especie de cortejo, un imperceptible código secreto entre dos aves de árboles cercanos. Sentí que me observaba y me giré, mostrando al foco el brillo de las ondas de mi pelo. Él movía sus manos con una languidez casi estudiada y sus dedos rozaban el papel como quien  guarda una paloma. El aroma de nuestros leves pasos era casi una brisa que podíamos ver. Al fin escogí uno: «Supersimetría Vol. II». En Caja se cruzaron mis ojos con los suyos. «¿Qué tal es el primero?»- preguntó.  Sus ojos eran verdes.

44 Respuestas

  1. Probaré la táctica de empezar por el volumen II… 🙂
    Me gusta tu relato, Nieves, es como un microcosmos que tiene de todo: realidad, intriga, romanticismo, preguntas, respuestas, estadísticas, poesía, humor… Y has sabido solucionarlo muy bien.

    Un abrazo

    1. Nieves Martínez Menaya

      Todo un escaneo, tu comentario. todo un informe preciso y concreto,me ha gustado porque has hecho de él un zumo .Gracias!

  2. Daniel Irazu

    Si todo es cierto; si ella nunca lee, si es soltera de mediana edad, si es coqueta, si busca lo que quiere, si baila acompañada…,entonces ha dado comienzo a juego de grato final.
    Sin embargo, títulos de libros -raros para los profanos, nítidos para los técnicos-, sean de matemáticas o de geometría, hay muchísimos; es curioso que el elegido hable de simetría.

    1. Nieves Martínez Menaya

      Señor WATSON, es usted todo un detective. Has hecho de mi relato un estudio C.S.I.

      El libro elegido es una de mis recurrentes lecturas favoritas: la teoría de cuerdas, el boson de higgs, y todas esas cosas que son todo menos simètricas, aunque el nombre indique lo contrario.Mi cuerpo debería ser como el de algunas ranitas, negras con manchas rojas, para indicar que soy muy rara y que leo estas cosas que confieso. Gracias por tu análisis!

  3. Un tal Miguel

    ¡Que pena no haberte leído en mi juventud!. A mi falta de imaginación y mi timidez le hubiese venido bien hacer la prueba que cuentas. ¿Real?, ¿utilizada?, ¿de las que funcionan?, ¿parte de una biografía?. Mañana me compro un libro.

    1. Nieves Martínez Menaya

      La timidez es un grado que os adorna, Además, cuando “ellos” van a Rolex, nosotras vamos a ” setas” y al revés, de modo que si pruebas esa estrategia, no te aseguro mucho éxito. Real? funciona? biografía? solo mi incorregible pasión por la Mecánica cuántica, y te aseguro que es una sección de las librerías donde reina una paz inusitada. Está desierta como un quásar. Ahí no se liga Tal vez en un kiosco un lunes, disimuladamente junto a el “MARCA” ( y allí tampoco, me temo,abducción absoluta) ;(

  4. Marcos

    Si está claro, el papel y la tinta de los libros son de las cosas que más ponen. Imagino esa piel levemente rozada por unas tan lánguidas manos. Se me eriza hasta el Principio de Heisenberg.
    Y lo de los pasos percibidos por casi todos los sentidos, lo más de lo más. Me ha encantado.

    1. Nieves Martínez Menaya

      Marcosx siempre tan sine(x)tésico. Como que voy a probar la sinestesia de hacerme un batido de papel y tinta, a ver si me pone. Ya te contaré, no sea que me tengan que hacer una gastroscopia.De momento, voy a chupar el marcapáginas 🙂

  5. Amélie

    Un relato muy agradable de leer; me gustaría que saliera seleccionado o mencionado para poder leerlo en la radio. Me ha gustado mucho la idea de escoger libros técnicos que parecen la antítesis del amor romántico y por lo visto no lo es. Muy fresco y muy bonito.
    Un abrazo, Nieves.

  6. Salvador Esteve

    Nieves, muy original, espero que después de la química inicial pueda salir triunfal ante la preguntita, y creo que se va a hacer una lectora empedernida; el amor todo lo puede. Abrazos y suerte.

    1. Nieves Martínez Menaya

      Mucho me temo que el Volumen II de semejante tratado de física de partículas no es una buena iniciación a la lectura, pero el amor, como bien dices, todo lo puede.No quiero ni pensar cómo se quedó ella cuando oyó la voz de él cuando le pide referencias del Volumen I . A cuadros
      gracias por pasarte por aquí.

  7. Esperanza Tirado Jiménez

    Es un relato muy visual, me he visto dentro de una escena de película romántica situada dentro de una librería, tipo Notting Hill o Tienes un email).
    Pero seguro que tu ‘él’ de ojos verdes era mucho más guapo que Tom Hanks o Hugh Grant.
    A partir de ahora ‘ella’ frecuentará más las librerías.
    Me ha encantado.
    Suerte.

    1. Nieves Martínez Menaya

      No sé si ” ella ” frecuentará más las librerías o tal vez él se atolondre y las frecuente menos .Lo dejamos en manos del guionista de la peli. A ella le pongo cara de Meg Ryan pero a él…. no se me ocurre nadie. gracias ,Esperanza

  8. calamanda

    Nieves, podría ser la escena de una pelicula de amor; has pormenorizado todo el encuentro perfectamente, con estilo y claridad;su buen ritmo le dan esa chispa especial. Suerte y saludos

    1. Nieves Martínez Menaya

      GRacias Calamanda. De lo que estoy contenta este mes es de haber superado el bache de sequía literaria. Cuando ya estaba a punto de tirar mis Pilot por la ventana, llegaron las Musas y me dejaron esto a precio de saldo . “un relato de bajo presupuesto te dejamos , sin exteriores, allá te apañes” Y se marcharon 🙁 Al menos, he llegado a las 200, mi único mérito.Gracias!

  9. Eduardo Iáñez

    Me ha encantado, Nieves, de lo mejor que llevo leído del mes. Suscribo lo ya dicho: magnífica situación, realista pero tierna, y de una ingenuidad adolescente.
    Un título llamativo que invita a la lectura, pero también elocuente cuando se ha concluido la lectura, calificando la naturaleza única de ese silencio en el que se cortejan los personajes. Y la frase final, muy lograda, remonta la posibilidad de una situación previsible y que puede ni debe ser otra.
    Enhorabuena. Saludos.

    1. Nieves Martínez Menaya

      He de confesar que me encantan las exageraciones positivas. Digamos que me encandilan y me hacen soñar, pero no las merezco,en serio. En tus manos,el comentario es un género.gracias!

  10. Ricardo

    Un relato de hipotética unión como entre bosones y fermiones en esa supersimetría. No eligió un buen tema para iniciarse en la lectura pero seguro que le aproxima al amor. Nos lo cuentas con tu delicadeza habitual. Otra vez tu relato.
    Un besito.

  11. Nieves Martínez Menaya

    Es curioso el camino que te ha llevado a pensar en esa simetría de miradas y tal.Tienes una gran imaginación que te abre un abanico de posibilidades , pero te confieso es que como es un 200, no me cabía otro título que el de “Supersimetría” , cuyo título rea es más largo, y por cierto, uno de mis libros de cabecera, tuve que optar por este que reconozco que produce cierta confusión, pues la simetría es “cosa de dos”. Cuando me lo compré, todos pasaban de mí. Nada, ni caso, yo abanicándome con él, agitándolo mientras tosía……y nada,Seguramente me faltaba esa simetría de la que hablas, o tacones de aguja que se oyesen bien por la tarima…. no sé. Y en cuanto a tu teoría, verdaderamente no es ninguna bobada y tiene su aquello, solo que el universo es caprichoso y a veces exiten otras realidades que contradicen la hipótesis . Si no… tu teoría, de cumplirse siempre, sería terrible.
    En una ocasión , siendo adolescente , descubrí en un cajón de mi madre ( ya sabes, la edad de buscar)la cartilla de nacimiento mía, esa en la que se apunta la hora de venida al mundo, el peso y tal y en el apartado correspondiente a ” aspecto del niño/a” leí que mi madre había escrito :” fea”. No veas que rebote. puaf!!!!! desde entonces procuro no perderme ni uno de los Concursos de Belleza de las mises, para aprender de su inteligencia y sus respuestas. Son tan….. simétricas……Gracias por tu tiempo.! un beso

    1. Nieves Martínez Menaya

      Te entiendo perfectamente y es tu teoría algo sobre lo que nunca banalizo porque entre otras cosas, el mundo actual está funcionando cada vez más con criterios basados en la apariencia y en la belleza como valor único . Y así nos va
      Te habías explicado perfectamente. Gracias por pasarte. Un abrazo, Ana

  12. Jesús Alfonso Redondo Lavín

    Tienes razón, Nieves, y se actúa siempre según las modas; dárnoslas de intelectuales, o de estar integrado en el “movimiento” que toque según los tiempos, es un truco “feromonal” para atraer al otro sexo.
    En mis tiempos de trenca verde con botones de cuerno, solíamos llevar un ejemplar, bien visible, de “cuadernos para el diálogo”. Maldita revista, cuántas veces intenté, con más fe que esperanza, tragarme algún artículo “intelectual”. Confieso que pocas veces logré pasar del párrafo vigésimo y que a partir del décimo ya estaba yo más pendiente de los efectos de la testosterona en mi cuerpo, que en las espirales retóricas de los sabios plumíferos de moda.
    Pero bueno, así atraías la las féminas que empezaban a dárselas de liberales, imitando a nuestras maestras francesas del camping de Laredo, y comprometidas con la causa, que eran las únicas que “prometían” algo.
    La generación anterior a la mía en lugar de “cuadernos para el diálogo”, feromoneaba con corbata y misal. Ahora son las teorías de cuerdas y de los agujeros negros que no tiene pelos, las que se llevan, aunque creo, ya entiendo poco este nuevo mundo, que está también éste tema un poco desfasado. Creo que ya no hace falta nada. Es tan fácil ahora que vale con jugar bien al futbol. Eso sí que mola.
    Ya ves que tu relato da para mucho.
    Un beso.

  13. Nieves Martínez Menaya

    Ahora no hay quien os conquiste. Ni con misal bajo el brazo, ni con ” Cuadernos para el diálogo”, ni con implantes de silicona, ni con un curso acelerado de Master Chef. Lo mejor? un buen esmarfon en la mano último modelo pitando el último guasap y molamos fijo. Besos!!!

  14. aurora royo

    Curioso este debate. Y me meto, pues claro que me meto. Copio lo que has escrito, Ana. “Una vez leí que los rostros más bellos son aquellos que guardan perfecta, o casi, simetría en todo sus rasgos y éstos son proporcionados. Incluso que un cuerpo perfecto suele acompañar a un intelecto muchas veces superior.”

    No se quién ha escrito esa cosa o dónde lo has leído, pero te aseguro que yo, que soy bajita, gordita y feíta, puedo presumir y presumo de un intelecto, al menos, no inferior. Me ofenden escritos como esos, la verdad, no se que iluminaos los escriben ni de dónde se los sacan. No les doy ningún crédito.

    Otra cosa es, y no lo voy a negar, que las personas más guapas, altas, proporcionadas, atraigan más a primera vista. Lógico, no? Eso no les presupone ninguna inteligencia, ni hay que presumir que una persona fea sea tonta.

    Hay un libro tremendo, terrible y precioso, que se titula “el ocaso de las estrellas”, que, al hilo de este debate, te recomiendo.

    Abrazo.

  15. aurora royo

    Este relato es muy chulo. Y los comentarios sobre tus gustos personales a la hora de leer… oh, my God!!

    Me he metido un poco en un debate más arriba, soy una meticona, y aprovecho para comentarte una historia que me contaron de dos personas que encontraron el amor en la caja del supermercado. No con la profundidad “intelectual” de tus protas pero igualmente fructífera. Todo se debió a un fallo en la tarjeta de crédito.

    Bonito, bonito.

    Abrazo.

  16. Nieves Martínez Menaya

    Aurora, leo tu debate de más arriba y realmente las neuronas y los radicales libres no tienen nada que ver, desde luego. Está claro que cada uno va a lo suyo. Por otro lado, te conozco y ni gordita, ni bajita , ni fea. Y aunque lo fueras, que no es así, me encanta que hayas pasado por aquí. Un beso

  17. Antonia

    Uno de los que no había leído, y gracias a Paloma lo descubro. Sugerente, divertido, imaginativo y con bonitas metáforas. El final me encanta. Felicidades y suerte, y un abrazo.

    1. Nieves Martínez Menaya

      Jaja!! se nota? está claro que se le ha notado la jugada. Ya me gustaría a mi saber qué le contó ella después sobre el Volumen I cuando se tomaron el cafecito .Sin desperdicio. jaja!!

Dejar una respuesta