Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

77. Soy un monstruo, merezco la muerte (Sotirios Moutsanas)

Al embargarme el piso, en seguida vino mi divorcio. La maldita crisis hizo mella en mí: literalmente me había destrozado  la vida. Juré  vengarme de la sociedad; y me convertí en un asesino despiadado y un ladrón sin escrúpulos. Más sufrimiento que producía en los demás, más dichoso me sentía. Hasta aquel fatídico día cuando entré a robar en este detestable chalé. Ella estaba dormida plácidamente en su lecho, apenas tenía veinte años; la misma edad que tendría mi hija, que no la veía desde hace por lo menos diez años. Por desgracia, se despertó: tenía que matarla. Empecé a estrangularla, sus ojos desorbitadamente abiertos como platos se clavaron en los míos. Lo desconcertante era que, según la asfixiaba, yo sentía lo mismo que ella: no podía respirar. Por un momento sentí como me asfixiaba a mí mismo. Finalmente, se puso los ojos en blanco y dejó su último aliento.

Al volver, mis ojos se fijaron en la cómoda. Me arrimé y vi la foto de mi hija cuando tenía diez años. Mis aullidos de dolor rasgaron en dos el silencio de la noche. De mi boca sólo salían las mismas palabras: “Soy un monstruo, merezco la muerte.”

 

34 Respuestas

  1. Antonia

    Muy buen ritmo y climax en este angustioso relato. Consigues atrapar al lector y meterse en la historia, así que felicidades por ello. Veo que estás hecho todo un asesino literario en el mejor de los sentidos. Tus personajes siempre tienen vida y son creíbles. Te deseo suerte y te mando un abrazo grandote.

  2. Hola,amiga Antonia. Gracias por tus bonitas palabras me alegra sobremanera que te haya gustado mi relato. Gracias por la suerte Dios recompensa siempre las personas que se esfuerzan en la vida. No olvides visitar mi blog, aunque raras veces, no quisiera perder totalmente el contacto contigo.Un abrazo grandote para ti, ADIOS, Sotirios.

    1. Hola, Manuel, es que en la vida lo que siembras cosechas. Él se pasó la vida haciendo daño a los demás y encima disfrutando, llegó su hora de pagar por todo el daño que hizo a los demás. Un fuerte abrazo, amigo, Sotirios.

  3. Hola, Soti, si tu prota no se pega un tiro, se lo pego yo… 😉
    Y si hubiera seguido de cerca a su hija, no se le habría ido tanto la olla.
    Te deseo mucha suerte, y te mando un abrazo.

    1. Hola, Rosy, Hace tiempo que no visito tu blog por varios problemas no he tenido tiempo; pero prometo que te visitaré a menudo. El problema con mi protagonista es que se cayó en un espiral de desgracias y le arrasó en mundos de oscuridad. Finalmente, sus malas acciones se volvieron contra él cayéndose literalmente en su cabeza. Gracias por su visita, amiga, muy pronto visitaré y haré mi comentario a todos que me visitan como ha hecho siempre. Te quiero mucho, mi guapísima amiga, Sotirios.

  4. Hola, Bonita, primero tengo que felicitarte por ganar tantos premios es verdad te has matriculado con sobresaliente, pero no olvides que los verdaderos cuentistas escriben relatos largos, así que sique escribiendo relatos cortos sin olvidar escribir también relatos largos. Un abrazo, te quiero mucho, Sotirios.

  5. María Jesús Briones

    Me ha seducido tu relato, por lo que reflejas. Una escena cotidiana, que, desgraciadamente, se da y tú lo has expuesto con mucha fidelidad.
    Toda la suerte del mundo.

  6. Gracias, María Jesús, por tus amables palabras. La vida es larga y nadie sabe que nos espera, por eso conviene hacer el bien porque a la larga el mal vuelve siempre contra nosotros. Un fuerte abrazo y muchísimas gracias por tu visita, Sotirios.

  7. Blanca Oteiza

    Soti, muy buen micro. Tiene un ritmo que se lee muy bien. Pobre hombre, la casualidad hizo que matara al unico ser que parecia importarle. Quizas eso hizo que volviera a ser un buen hombre y dejara de ser un monstruo.
    Un abrazo

  8. Hola, Blanca, siempre animándome desde luego eres una bellísima persona. Muy pronto te visitaré para leer lo tuyo que sin duda será buenísimo. Un fuerte abrazo a mi queridísima y fiel amiga, Sotirios.

    1. Hola, amiga Calamanda. Gracias por tus amables comentarios, por cierto últimamente te triunfaste en algunos concursos, enhorabuena lo mereces por buena persona y fantástica escritora. Un besazo a mi amiga triunfadora, Sotirios.

  9. Beto Monte Ros

    Hola Sotirios, tus relatos son fuertes, tienes una forma muy particular de escribir con esas historias extremas. Logras transmitir inquietud en el lector, buen microrrelato, suerte.
    Saludos.

  10. Hola, Ton, y si los crea. Mira a mí que no me aguanta ni mi madre. Ja,jaja, estoy bromeando. Gracias por tu visita y tus buenas palabras tan pronto como localizo lo tuyo te vuelvo la visita. Un fuerte abrazo, Sotirios.

  11. Soti un final monstruoso, la escena está muy bien relatada y con todo lujo de detalles,te recreaste en la historia facilitando de esta forma el desenlace.
    Un saludo

    1. Hola, Puri, la verdad ha sido horrible diseñar este relato. Como puedes ver está escrito en primera persona y fue muy difícil para mí imaginando la escena me daba escalofríos y me helaba la sangre en las venas. Un fuerte abrazo, amiga, Sotirios.

  12. Salvador Esteve

    Nos presentas a un monstruo creado por los golpes de la vida que su mente no ha sabido encajar. Un monstruo que solo cuando su maldad se vuelve contra él se da cuenta de su maldición. Me ha gustado mucho el relato, Sotirios. Un placer leerte. Abrazos.

    1. Hola, Salva, gracias por tu visita, amigo. Es un monstruo creado por una sociedad injusta. En esta vida hay mucha gente que no cree en Dios, pero por desgracia para ellos existe y las malas acciones volverán contra la persona que las cometa. Un fuerte abrazo a mi mejor fiel amigo, Sotirios.

  13. Mª Belén Mateos

    La vida da muchas vueltas y nunca sabes con quien te vas encontrar. Tu protagonista sumido en una angustia total comete la peor de todas sus fechorías, la que de por vida le marcará. Un monstruo entre los monstruos.
    Contado de manera ágil y con un tono expectante.
    Un abrazo Sotirios.

  14. Un relato desesperado, con un protagonista que equivoca a los culpables y se venga de los débiles. El final no se oculta. Es un texto que debería, quizás, mejorarse, ser menos explicito en algunas cosas (sobre todo al final) y justificar porqué no veía a su hija. En fin, que te he leído mejores relatos. Suerte.

  15. Hola, Javier, estoy de acuerdo contigo, pero el problema son las 200 palabras. Una de las razones que no me gustan los micros es este no puedes desarrollar el tema como es debido. Gracias por tu visita ,amigo, Sotirios.

  16. Dicen que la final, todo el daño que haces, de alguna manera se acaba volviendo contra ti. No lo sé, y he visto muchas malas personas pasar por la vida como verdaderas apisonadoras sin pena ni castigo. Quizás la cosa sea esa, que no podemos ser jueces de nosotros mismos. El daño genera más daño. Y eso lo has explicado a la perfección valiéndote de tu relato. Mucha suerte 🙂

  17. Virtudes Torres

    Qué pena que no hubiera mirado antes la foto.
    Pero las cosas son así. Lástima que fuera la chica quien pagara el pato.
    Me ha gustado el ritmo del relato y la sensación de querer avanzar en su lectura.
    Te deseo muchísima suerte. Un abrazo.

  18. Hola, Juan Antonia, todos que hacen daño en esta vida tarde o temprano lo pagarán en esta vida y la próxima por el simple razón que Dios existe y lo ve todo. Tenemos que mantener el espíritu puro no solo no hacer el mal pero; además no pensar mal para ningún ser en esta vida y nuestra recompensa sin duda será grande. Te lo dice un íntimo amigo de Señor. Un fuerte abrazo ,amigo Sotirios.

  19. Hola, Virtudes, es una lástima que perdió su trabajo y con la perdida de trabajo empezaron las discusiones y vino el divorcio etc Sin la crisis nada iba a suceder lo más probable viviría con su mujer y su hija una vida normal. Creo que mi protagonista es un producto de una sociedad injusta, corrupta con el resultado de producir monstruos como mi protagonista. Un fuerte abrazo, Sotirios.(Mañana visitaré lo tuyo y comentaré)

Dejar una respuesta