Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

22. SU CANCIÓN (Yolanda Nava)

Un camión repta por la lengua de asfalto rendido al peso de su carga camino del sur mientras su conductor rumia añoranza pensando en su mujer. El familiar rostro, pegado al salpicadero, le sonríe desde su encierro circular.

“Es el último viaje” –se anima-, le espera la jubilación. Harán ese crucero que de tan soñado se ha convertido en quimera. El que planearon para las bodas de plata y harán realidad antes de llegar a las de oro.

A más de ochocientos kilómetros una mujer mira una foto de boda y suspira al escuchar en la radio anunciar una canción: “de un marinero enamorado, para una peluquera diez” -informa el locutor-  (al parecer no tienen la exclusiva), y se lamenta: ay Paquiño qué cosas tiene la vida… Se apresura a cambiar de emisora y a cerrar la maleta, dejando el esqueleto de  lágrimas huecas en la nota que coloca sobre la mesita de la izquierda, la  de él. En la calle, el claxon de un coche la reclama.

Paquiño detiene la ruleta del dial al escuchar una canción que llena sus ojos de unas lágrimas grandes y espesas, preñadas de nostalgia.

 

17 Respuestas

  1. Lo de las dedicatorias, que emocionante era, lo de las canciones propias pero compartidas, esas que marcaron un momento o se interpretan como cada uno quiere. Bien narrado el desencuentro de voluntades a través de las mismas ondas. Besos y suerte.

  2. Lorenzo Rubio

    Muy entrañable y bien contada tu historia, con giros literarios de calidad. Los relatos de la señora Nava son sinónimos de placer lector siempre.

  3. Ángel Saiz Mora

    Prestar atención a aquel programa de “Peticiones del oyente”, ya es un acierto. Hacerlo como tú lo haces es sinónimo de maestría, con un texto cuajado de expresiones originales y acertadas, como ese “encierro circular” del camionero, o “el esqueleto de unas lágrimas huecas” de ella, en contraste con las “espesas” del marido.
    Suerte y un abrazo, Yolanda

  4. Que bien que has planteado esa historia de dos, que cuentas en dos, y que resuelves con tres. Nos hablas de dos personas separadas por una distancia, a pesar de poder cuantificar, infinita. Me ha gustado mucho Yolanda. Mucha suerte 🙂

  5. Cristina Requejo

    Muy bueno, Yolanda; las metáforas, justas y acertadas. Y la realidad, siempre caprichosa, deshaciendo el puzzle vital de alguien que pensaba poner, ilusionado, la última pieza. Si es que la vida… 😉
    Muchos besos.

  6. María Rojas

    Un relato muy bien escrito en el que las palaras magníficamente ligadas nos llevan al triste final.

    Felicidades, suerte no la necesitas.

  7. Mª Belén Mateos

    Gran relato nos dejas, con unas metáforas preciosas. Un desencuentro y unas lágrimas huecas derramas sobre la nota de despedida. Unas imágenes cuajadas de detalles poéticos que nos hacen suspirar y vivir su historia a través de tus letras.
    Magnifico Yolanda.
    Un beso grande,

  8. Un desencuentro del que los lectores somos testigos sin poder hacer nada por cambiarlo. Eso es lo que me hace sentir, impotencia por no poder decirle a ella, por no poder advertirle a él…
    Un lenguaje cuidadísimo y unas imágenes fabulosas.
    ¡Enhorabuena!

  9. Izaskun

    Bonito bonito, Yolanda. La historia es triste, pero tu forma de contarla es tan lírica que supera el sentimiento de impotencia. ¡Preciosa la “lengua de asfalto”, “su encierro circular”,”esqueleto de lágrimas huecas”. Una delicia, hija. Mucha suerte

    1. Yolanda Nava

      Gracias Towi, pero este relato la verdad… deja mucho que desear; lo destrocé porque partía de otra idea y empecé a cortar y ya no… eso unido a que me precipité (como siempre), en fin a ver qué salen de las siguientes propuestas.

Dejar una respuesta