Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

23. SUENA A ÚLTIMO TANGO… (Ana Tomás García)

Esta parejita de recién casados está verde como la hierba recién cortada,  parecen tiernos corderitos perdidos en un redil que les resulta ajeno, su nuevo apartamento. Como no tienen mucha idea de cómo solucionar un  pequeño contratiempo, deciden improvisar, así que Julia adopta la postura que cree más cómoda y Marcos va en busca de la mantequilla para usarla de lubricante.

 

-A ver cariño, yo te la voy dando y tú la vas untando con mucho cuidado por todo el alrededor.

-Sí, y tú, cuando yo haya terminado, empiezas los movimientos muy despacio para que se vayan engrasando bien las dos partes…

-Ok.

-Venga, ya puedes.

-Allá voy.

-Despacito cariño, que si no, no funciona.

-¿Así mejor?

-Sííí, ¡venga dale más, que esto ya va!

-Wow, cariño, ¡qué gusto! ¡Esto es una maravilla!  Hale, ya puedes bajarte de la encimera que esta dichosa puerta del armario no va a chirriar más.

-Ni que lo digas, amor mío, menos mal que compramos mantequilla para desayunar.

31 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Sí que “suena a último tango” este texto, que describe de una escena universal, que igual podría suceder en París, como en cualquier otro lugar. Una pareja haciendo cosas juntos en la intimidad, totalmente compenetrados, en ese mundo que han creado y es sólo suyo.
    Un relato divertido que juega con el equívoco, con el que te deseo suerte.
    Un saludo

  2. En verdad la mantequilla sirve para mucha cosa como por ejemplo lo utilizo el Marlon Brando en el Último Tango. Ana eres muy mala me pusiste a cien y me apagaste como un cigarrillo. Muy divertido de leer. (No olvides de visitar mi blog para leer otro relato premiado en publicarlo en un libro. Se llama “El griego y el españolito”)

    1. Ana Tomas Garcia

      Hombre, engrasar una puerta con mantequilla tiene guasa, pero como son dos tiernos pimpollitos… Gracias por pasar Calamanda, un abrazo.

  3. Eduardo Iáñez

    Jeje, yo también he picado, aunque no logre encenderme tan rápidamente como Sotirios… Hasta una mente más bien fría como la mía se ha dejado ganar por las vivencias y experiencias que dan forma a nuestra vida. Muy conseguido.
    Un saludo.

  4. Hola, Ana.

    Muy bien por ese juego de despiste con la mantequilla.
    Muy divertido aunque, por lo que he leído de la peli, la protagonista lo vivió como un tormento.
    Un besazo.

  5. Ana Tomas Garcia

    Suele pasar, las escenas de sexo eclipsan la profundidad de la historia (la gente no suele tener ganas de pensar mucho jjjj pudiéndose distraer mediante el placer). Gracias por pasar y un beso también para tí.

  6. Ana Fúster

    Desde el principio parecía que habría truco, porque el título invita a pensar “Suena a último tango…pero no es”. Es un relato divertido y que, una vez terminado de leer, a lo que me ha recordado en realidad es a “Descalzos por el parque”, la de Robert Redford y Jane Fonda jovencísimos recién casados en su primer apartamento desastroso. Besos y suerte.

  7. Mª Belén Mateos

    jajajaja… buen humor y relato. Ese despiste que sabes que tiene truco, te alienta a seguir leyéndolo para desvelar el final.
    Divertido. un beso Ana.

  8. Hola Ana. Gracias a ti este mes he redescubierto la mantequilla y he pasado un buen rato riéndome de mí mismo por eso de conjugar mi mente sucia con tu acertado relato. Un placer leerte. Suerte y un abrazo 🙂

Dejar una respuesta