Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

21. Sueños emergentes (Javier Ximens)

En el 115 de la calle Titanic, en los muelles de Southampton, hay un pub decorado como un camarote del transatlántico. Nunca abre las puertas. Allí se reúnen cada 14 de abril, a partir de las veintitrés cuarenta, algunos de los espectros de los ahogados en el naufragio y conversan de sus vidas no vividas. Ninguno nombra la catástrofe. Hablan de América, de la calle de New York donde con el tiempo abrieron el comercio; del trabajo duro como leñadores en los bosques de White Mountain; del despacho de abogados en Philadelphia; del oficio de tramoyista en Broadway; de lo que el futuro les deparó y, en fin, de cómo se realizó su sueño americano.

En ocasiones la tristeza se agolpa en algún joven al que no lo esperó la novia o en el predicador que vio alejarse el bote salvavidas con su mujer y tres hijas y que nunca supo de ellas. A las dos y veinte de la madrugada, antes de que empiece a oírse la humedad, cuando el camarero solicita el desalojo del camarote, los náufragos se deslizan con indiferencia extraña hacia el puerto y se sumergen en el agua aprovechando la marea.

50 Respuestas

  1. Ximens, no serás el relaciones públicas del pub , ¿no?
    Destaco esa visión opuesta, donde los que se salvaron parecen los muertos con ese ” la tristeza se agolpa en algún joven al que no lo esperó la novia o en el predicador que vio alejarse el bote salvavidas”.
    También me parece acertado el comentario de “vidas no vividas” y el efecto de sinestesia de oírse la humedad le da el toque poético que debería tener todo micro que se precie.
    Lo siento, Ximens, pero has tocado un tema que me gusta que es el de fantasía, prefiero el realismo mágico, pero creo que va un poco más allá. A mí me suelen salir más realistas, y me gustaría tener esa facilidad de dar tonos de leyenda o magia a mis escritos igual de bien que tú sabes hacer.

  2. Lo mío con este señor es extraño. Las cosas como son: a veces no termina de llegarme, pero otras me fascina. Esta es una de las últimas, verdaderamente bueno. Si tiene club de flanes, que tiene que tener, yo quiero apuntarme YA.

  3. Ángel Saiz Mora

    Un pub muy especial, que está cerrado todo el año menos un día, en el que sólo se admite a ciertos clientes muy exclusivos, que hablan de un pasado que en realidad no ha sucedido, o no ha ocurrido en el plano de los vivos, aunque ellos, a su manera, también han contribuido al sueño americano.
    Una historia de fantasmas que le da la vuelta a la idea original aunque, a la vez, se ciñe a ella de forma fiel, para eso hay que tener maestría.
    Sé que aprecias las críticas, pero nunca soy capaz de ver fisuras en tus textos, con los que disfruto.
    Un saludo y suerte

  4. Sergi Cambrils

    Brillante. Mientras lo leía pensava: qué idea más buena, por qué no se me ha ocurrido a mi, jeje. Envidia sana. La ocurrencia es medio relato y tu maestría escriviéndolo media más. Redondo. Me ha encantado leerlo.
    Saludos.

  5. J u a n P é r e z

    Me gusta tanto que parece literatura del gran O. Henry. Por no mencionar lo extremadamente original de la historia. ¡Caray, llevo tres leídos y la tripulación legendaria del majestuoso barco estaría orgullosa de vosotros! ¡¡Ah!! Y no necesitas suerte.
    ¡Buenas Noches de Luna Llena de.. J u a n ” L e M a t e l o t “

  6. Paloma Casado Marco

    Te ha salido redondo este cuento, amigo Ximens. Lo que más me ha gustado es esa referencia a las vidas que pudieron ser y nunca fueron, “recordadas” por los muertos de la tragedia. La imposibilidad de ese futuro, le da un tono melancólico que va calando en el lector. Otro hallazgo es recrear el camarote en un pub de la calle Titanic.
    Felicidades.

  7. Salvador Esteve

    Ximens, las víctimas proyectan en sus conversaciones sus anhelos y sus expectativas ante lo que hubiera sido su nueva vida, pero también sus miedos. Me ha parecido muy original. Abrazos.

  8. “antes de que empiece a oírse la humedad”: tremenda expresión que resume el sentimiento de irrealidad tan bien llevado hasta el final del relato. Me ha encantado la historia donde lo que nunca pudo ser es el argumento, el tema de conversación de esos fantasmas que no son, que no existen. Congruencia llevada a verosimilitud aplastante.
    Original enfoque de la vida de los muertos.

    Un abrazoooo para ti, Javier.

  9. Hola, Ximens.

    Me gustan las historias de fantasmas y más aún las que tienen aire de leyenda. Creo que aquí hay de las dos cosas.
    En fin, que me ha gustado y no es palabrería.

    Te deseo mucha suerte y te felcito porque has conseguido figuras preciosas como esa humedad que se oye.
    Besazos.

  10. Rafa Heredero

    No solo se oye la humedad: se disfruta entero el relato de lo bien que está escrito. Es un placer para los sentidos leerlo. Con un título precioso, esos sueños emergentes, y su contraposicion al final con los náufragos que se sumergen.
    Una corrección de la que no estoy muy seguro. No sé dónde leí que en español había que utilizar Nueva York en vez de New York. De lo que no tengo ni idea es de cómo habría que poner entonces Southampton o Philadelphia.
    Suerte y saludos.

    1. Así lo tenía originalmente, en castellano, pero White Mountain ¿también tendría que ponerlo en español? y ¿Broadway? Con Filadelfia pasaba lo mismo. Al final decidí poner los nombres originales. Además, el relato entero está en inglés, o a mí me lo parece (jeje). Personalmente ya digo Girona, A Coruña, Donosti, y sin embargo continúo diciendo Londres. En fin, un lío.
      Gracias, Rafa, de todos modos.
      Javier Ximens (Mounts of Toledo)

  11. Isabel

    La verdad es que el tema del mes me está sorprendiendo por originalidad. Tu relato es maravilloso, das tanta vida a los que murieron que parecen más reales que los que quedaron. Impactante ese deslizarse para volver de nuevo al mar.
    Ah, y si hay un club de flanes, ese del que habla Barlon, yo también me apunto.

  12. Ana Fúster

    Me gusta el título, la idea de que exista ese pub, el ambiente de melancolía que lo empapa todo y la sinestesia preciosa de esa humedad que se oye. Y que los espectros se diferencien tan poco de los que no lo somos: muchas veces también nos reunimos en los bares a hablar de vidas no vividas. Enhorabuena, Javier. Besos y suerte.

  13. Purificación Rodríguez

    Bellísima y evocadora fantasía, Xavi, que me hace pensar en la multitud de espectros vivos que, cada noche, nos guiñan un ojo vidrioso desde oscuros garitos. Gracias y enhorabuena.

  14. Reve Llyn

    Javier, m´ha encantao (en castellano cerrado).

    ¡¡¡Pero quueeeeeee bonito!!!!

    Desde el principio hasta el final. Absolutamente delicioso.

    Una cosita te digo: porque estoy cogiendo la sana costumbre de no leer los relatos de los demás hasta colgar el mío, que si no, me quitábais las ganas.

    Por cierto, “antes de que empiece a oírse la humedad” guauuuuuuuuuuu.

    Saludos, por decir algo.

  15. Izaskun

    Un ambiente nostálgico y triste, Ximens, pero con magia. Con sentimiento y sin sensiblerías, y con una frase…magistral. Ese “antes de que empiece a oirse la humedad”…es de podio. Enhorabuena.

  16. Modes Lobato Marcos

    Estoy de acuerdo con Barlon.
    Hay meses en los que me cuesta entrar en tus historias, y admito que rasco la superficie pero el propio relato me aleja.

    Pero, éste es simplemente fascinante.
    Desde el título hasta el punto final.
    Para mí, lo mejor que te he leído
    En todo el año.

    Repito. ES LA HOSTIA.

    Y embellecera aún más al libro.

    Un abrazo y enhorabuena.

  17. Begoña Heredia

    Pues poco me queda que añadir, a mi , también me ha impacatado ese no saber quien va con sabana vaporosa o quien con pantalones de verdad, chico, como dice Ana, me gusta ese Bar, uno ahí, se lo tiene que pasar de miedo.

  18. Te veo arriba con tus fantasmas, Javier, y me alegraría enormemente que así fuera. Anoche fuiste el protagonista de una de mis pesadillas, no me preguntes por qué tú, creo que es la primera vez que sueño con uno de vosotros. Y me he despertado con la inquietud de querer saber si te encontrabas bien, Qué cosas…
    Bueno, a lo que he entrado; me mola mazo tu relato. Suerte y un beso.

    1. Jeje, me encuentro bastante bien, con una cita al dentista que me aterra pero por lo demás planificando unas minis vacaciones en Sevilla con Saly. ¿Protagonista de una de tus pesadillas? Mola, ¿qué era, inspector de Hacienda?

      1. Ay, no, eras tú mismo. Te daba un infarto cuando te sentabas encima de mis rodillas y yo trataba de hacerte reanimación cardiopulmonar mientras gritaba que llamaran a emergencias, reprochándome a mi misma y tirándome de los pelos por no recordar los tiempos ni hacerla correctamente. Cuando me desperté aún vivías, gracias a los de la ambulancia, supongo. Pues pásalo mejor en Sevilla que en el dentista y dale un beso a Saly d emi parte.

    1. Que no, que no, si yo estaba tan tranquila hablando con una amiga en un pueblo con el que, aunque no sitúo, sueño muchas veces, cuando apareciste de repente y te sentaste sobre mi. Creo que ya te estaba dando el yuyu y me confundiste con un sillón, je,je,je. En cualquier caso, me alegra y alivia que estés tan bien. Yo por si acaso, repasaré la RCP, que el saber no ocupa lugar. Beso.

  19. Me ha entusiasmado la idea de esos espectros que se reunen para hablar de sus vidas no vividas. También la nostalgia que desprende todo el relato y que bordas con esa frase “antes de que empiece a oírse la humedad” que tanto nos ha gustado a todos. Bueno, Ximens, genial. Felicidades y muchísima suerte. Sería muuuuuuuuy merecida. Saludos

  20. No sé qué decir. No te gustan los halagos, así que tendré que buscarle “peros” a tu texto.

    …………………………………………………………….

    No sé qué decir. Ah, sí, que yo también creo que deberías haber puesto Nueva York.

    Si este relato no está en el libro, es que al jurado de este mes se le ha pasado leerlo. Que todo puede ser…

  21. Ximens nos reconforta con una cercana tertulia donde como en el mundo real se sueña y se despierta de pronto con el cierrre del bar. Ese entorno onírico donde nos lleva con ese montón de colegas walking dead. Me recordó al leerte la peli de piratas del caribe por momentos y el final es cojonudo.
    Bien por el texto Ximens me gusta también por lo sencillo y lo fácil que lo haces al narrar.Casi siempre llegas a todos, ¿Te das cuenta qué importante es eso?
    Un abrazo y suerte

  22. Antonia

    Me parece muy atrayente esa historia llena de historias. Es completamente redonda y con un poso de melancolía y nostalgia muy apropiada. Lo has llevado hasta la orilla casi sin notarse y el embarque o desembarque en la marea me ha parecido genial. Muy buena. Espero que tengas suerte. Un abrazo.

  23. María Ordóñez

    Me imagino esa hora en que “empieza a oírse la humedad” y siento un gran desasosiego… Qué relato más tremendo. Muchas felicidades por el premio, muy acertado el jurado. Me encantó. Un abrazo!!!

  24. Angeles Macias

    Enhorabuena, Ximens!Me parece un relato fantástico con una imaginación que hace sentir al lector esa humedad atmosférica, así como la comunicación entre los náufragos de las “vidas no vividas” con mucha melancolía y nostalgia. Buenísimo!!!!!

Dejar una respuesta