Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

121. Sugestivo y embaucador

La tormenta se avecinaba, espesos y negros nubarrones empezaban a ocultarlo todo. Un silencio sepulcral parecía reinar sobre el Atlántico. Ya no se veía el faro que cada día guiaba sus pensamientos.

Su mirada estaba fija en el oscuro horizonte, apenas podía distinguir el mar; pero sí aquel pequeño velero que agitaba sus velas sin rumbo determinado. Seguía su trayectoria con atención, al tiempo que pensaba si aquel barco no sería una señal que le indicaba el rumbo de su nueva vida. El miedo a un futuro cercano, nada halagüeño, lo amortiguaba el cansancio, la desgana, la flaqueza que sentía… Los sucesos acontecidos en los últimos años habían dejado profundas brechas que no optaban por cicatrizar.

El silencio se rompió. Rítmicos y acompasados golpes de mar lanzaban sus aguas al aire y desde el seno de las rocas, sobre las que se había sentado, una voz le susurraba: ¡Adelante!

3 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡¡¡¡Debo decir que con este texto y mi alma de farero, sí que me has conjurado!!!! Es una estupenda marina retórica la tuya y tu “Adelante” final me parece absolutamente excepcional, muy bíblico como aquel “Duc In Altum” [¡¡¡¡¡¡¡ Seguid Adelante!!!!!!!!!] de Jesucristo a “Los Doce” y que ha sido siempre la divisa principal de Mi Existencia.
    ¡¡¡¡Adoro Literaturas tan sumamente Procelosas, pues mi faceta encrespada y oculta se multiplica!!!!
    Muy, pero que muy bueno e Íntimo. Yo de Ti, estaría orgullosa.
    ¡¡¡Muy Buenas Tardes!!!!

Dejar una respuesta