Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

30. TENDALES

Los días soleados las cuerdas de mis vecinos se llenan. Del tendal de Paqui, la peluquera del primero, cuelgan un tío cachas y otro trajeado con pinta de comercial, de esos que llevan el maletín lleno de tintes y mentiras, así, zarandeados por el viento, sujetos con pinzas fosforito, parecen dos peleles.
Las cuerdas de doña Angustias, la viuda del segundo, con sus vestidos hambrientos de colores, semejan un ramaje lleno de cuervos.
En el tercer piso, el que ocupa el joven estudiante de solfeo, una partitura, posible pasto involuntario de la lavadora, reparte acordes que al capricho del viento se cuelan por las ventanas abiertas y suben hasta la azotea.

Pero el tendal que más llama mi atención es el que tengo debajo. Está lleno de bodys, pijamas diminutos y patucos con olor a vida. No puedo evitar sentir envidia mientras lleno el mío de estériles grises y rutina.
Le comento a Miguel lo afortunada que es esa chica pese a estar sin pareja, él asiente y agita el periódico que finge leer pegándolo aún más a su cara.

12 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Al igual que una casa dice mucho de sus moradores, la ropa tendida es una prolongación de nosotros mismos, una verdadera segunda piel, con sus características, virtudes y carencias. El gris al que alude el último personaje femenino, que adopta también un papel de aguda observación, al tiempo que hace las veces de narradora, es muy revelador de sus deseos frustrados; cuando algo es cosa de dos y uno no quiere los colores se desdibujan y las ilusiones se apagan.
    Un tratado de psicología y humanidad muy bien llevado.
    Un abrazo, Yolanda. Suerte y feliz verano

  2. Rafa Olivares

    Unos tendales que retratan los perfiles sicológicos de sus usuarios. Y la reacción a un comentario que delata alguna desleal relación.
    Muy bueno, Yolanda.
    Suerte y abrazos.

  3. María José Escudero

    Una descripción perfecta de personajes a través de lo que cuelgan en sus tendales. Me ha encantado, sobre todo esos “vestidos hambrientos de color”. Estupendo. Un beso y mucha suerte.

  4. Maria Sergia Martín

    Hola, Yolanda.
    Me gusta mucho el describir con el vestir.
    Veo algo escondido, deslealtad casi seguro, en el señor que lee afanoso el periódico. Dicen que la interesada es siempre la última en enterarse y puede que sea cierto en tu protagonista.
    Suerte y disfruta de este verano tan chulo.
    Besos.

Dejar una respuesta