Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

46. Tenemos un problema

Cuando cerró la escotilla y se puso al mando del módulo que los llevaría de regreso a casa, Collins echó un vistazo celoso y afligido a la superficie de la Luna, que tan cerca tuvo y nunca más volvería a tener tan a mano. Sus compañeros se desprendían del traje espacial y rebajaban su euforia tras tan singular hazaña, pero él dispuso todo para que la maniobra de reentrada se realizara con el mayor rigor. El espacio, la atmósfera, el rescate en pleno océano… Su parte de mérito quedaría eclipsada por aquel breve paseo, dos frases ingeniosas, tres rocas y muchas fotos. Era como si el confeti cayera solamente sobre sus compañeros.

Su mujer trataba de disimular el enojo con caricias impostadas para que las cámaras no desvelaran tal frustración.

—Tu hijo necesita una figura heroica en quien reflejarse—daba a entender la mirada de su esposa.

Pero él no habría podido poner en peligro la misión por un capricho. Los héroes no son únicamente los que se arriesgan, sino, sobre todo, los que saben guardar la calma.

35 Respuestas

  1. Eduardo Iáñez

    Juan Manuel, me ha encandilado este relato tuyo del deber-ser, un tanto racionalista e ilustrado, en apariencia tan alejado de la propuesta ‘lunática’ del mes. Pero ese segundo plano que ocupa tu personaje, y sobre todo el sentido que le confiere a un título idóneo, como el que le has encontrado, son dignos de ocupar el sitio que se merece este mes.
    Enhorabuena y suerte.

  2. Ana Fúster

    Un bonito homenaje a una persona a la que le correspondió un papel muy duro de aceptar, y un relato que nos recuerda que muchas veces el mayor héroe es el que cumple su deber, aceptando el segundo plano para mayor gloria de otros. Saludos y suerte.

  3. Javier Palanca

    Me ha gustado la figura que has escogido para el tema. Si se empatiza con el personaje la verdad es que da rabia. ¿No podían haberle dejado bajar aunque solo fuera un momentito?

    Saludos

  4. Juan Manuel has escrito un micro que tiene mucho que pensar. Esto de los héroes pasa en todo. Hay algunos que se vean y otros que están en la sobra haciendo el trabajo duro. Por ejemplo en el futbol un mediocabista hace kilómetros y kilómetros en el partido, pero la gloria la llevan los delanteros que metan los goles. Muy buena la idea de tu relato de verdad te felicito, jamás lo he pensado hasta que leyera tu micro. Un fuerte abrazo, Sotirios

  5. Me ha gustado tu relato, JM. Sencillo, sin pretensiones, reflexivo, con conclusiones. Y creo que llevas razón. Guardar la calma es la mejor respuesta ante situaciones que requieren nuestros cinco sentidos. Saludos.

  6. Me gusta mucho cómo lo has ido conduciendo y sobre todo la conclusión que le has dado. Creo que es un relato trabajado y que le has puesto mucha intención para sacar adelante y con éxito la idea que has querido transmitir. Mucha suerte 🙂

    1. La satisfacción moral por el trabajo bien hecho es algo que Collins tendrá toda su vida aunque no le hayan dado más que una palmadita en el hombro. Es una honra silenciosa, pero sus botas no tienen polvo lunar ni sus hombros confeti.
      Un saludo, maestro.
      JM

  7. Isabel

    Me parece simplemente perfecto. Allá aquellos que no han sabido apreciar el auténtico gesto de un verdadero héroe.
    Lo importante es que él esté orgulloso de su papel.

  8. Desde luego, Isabel, no hay nada como saborear la victoria cuando uno se sabe ganador moral. El heroísmo y el exhibicionismo no son lo mismo.
    Un saludo y gracias por comentar.
    JM
    juanmanuelsanchezmoreno.blogspot.com

  9. Hay muchos héroes anónimos pero no por eso dejan de ser importantes, la prueba la tenemos en Collins que no consiguió pisar la luna pero su cometido era mas importante, regresar a la tierra, y para eso había sido instruido y seguro que muy bien, porque estar a un paso de la luna y no poder pisarla hay que ser muy valiente para vencer la tentación.
    Un saludo

  10. Muy bien dicho en esas palabras de cierre, existen muchos héroes anónimos de grandes y pequeñas hazañas. Digno de admiración tu personaje, aunque la esposa no queda muy bien parada en la historia. Juan M. un relato muy bueno, contado de una manera excelente. ¡Suerte amigo!
    Saludos.

  11. La Marca Amarilla

    Pues Juan Manuel, me ha encantado!! Yo he puesto a Neil y a Eugene, el primero y el último, en mi relato por cuestión de nombres, pero tienes razón al decir que nos olvidamos de los demás con demasiada facilidad!!

    ENHORABUENA por el relato! 😉
    Sobre todo por la muy visual y metafórica frase “Era como si el confeti cayera solamente sobre sus compañeros.”

    Un saludo!

  12. Sí que tenemos un problema, y es de memoria. Demasiado a menudo los laureles son para la figura más visible (aunque lo único que haga sea dar un pequeño paso). Hay que ser muy valiente para trabajar con el propósito de que sea otro el que se lleve los aplausos.
    Un relato muy reflexivo, que en su estructura refleja ese viaje de vuelta (volver también es importante) y con imágenes muy visuales (lo del confeti es de antología).
    Suerte y abrazos

  13. La verdad es que relato me iba gustando hasta que aparece la mala, no sé, si se mira por el lado irónico tal vez. La moralina final es discutible. Que no me convenza el mensaje no quiere decir que no sea ocurrente. Y como escritor sí que te has puesto casi en el lugar de la Luna. Un abrazo.

    1. No es más que una mala de reparto, un aderezo más en la ensalada de incomprensión que tiene Collins a su alrededor. Y la moralina es una reflexión del héroe : yo habría pisado la Luna. Vaya que sí!
      Un saludo, JX
      JM

Dejar una respuesta