Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

18. TIEMPOS MODERNOS (Rafa Olivares)

Hace unos años, a mediados de los 40 de este siglo XXI, Henry Böhl-Schneider consiguió hacerse multimillonario demandando, por usurpación de patente, a la multinacional que se había hecho, después de la gran crisis energética, con el mercado automovilístico mundial. Para ello, se había valido del invento del tatarabuelo de Henry, en 1933, para juguetes de cuerda. En realidad, los nuevos motores no eran más que una adaptación de aquel ingenioso muelle en espiral capaz de recuperar la energía acumulada por las vueltas de llave. Gracias a ello, ahora los nuevos modelos ya alcanzaban los 800 metros de autonomía a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

Con su inmensa fortuna, Henry reunió la mejor y más completa colección de miniaturas de vehículos del mundo. Estaban todos, desde los primeros impulsados a vapor o gasolina, hasta los híbridos y eléctricos, más recientes, y que duraron menos que un aleteo de colibrí. Eran réplicas perfectas capaces de funcionar si hubiera habido combustible. Böhl-Schneider se extasiaba contemplando cada ejemplar a la luz de una lámpara de carburo.

 

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Entendemos el paso del tiempo como el de una evolución en positivo, cuando puede suceder todo lo contrario si no entendemos que los excesos pueden llevar a retrocesos. La falta de combustible y de electricidad ha hecho que esos juguetes primitivos de cuerda se impongan como vehículos, capaces, nada más, de recorrer 800 míseros metros, después de haber tenido medios de transporte capaces de dar la vuelta al mundo, después de haber llegado a la Luna.
    Si estos son los “tiempos modernos” que Dios nos coja confesados. Buen homenaje a la película clásica de Chaplin.
    Un abrazo y suerte, Rafa

    1. El hombre es muy capaz de evolucionar hacia atrás y quien lo dude que mire quién manda en EE.UU y de paso en el mundo. Con esa premisa no es difícil imaginar un futuro próximo.
      Gracias, Ángel, por tus comentarios y siempre acertadas lecturas.
      Abrazos.

Dejar una respuesta