Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

107. TITANIC, viaje sin retorno.

Conocías mi desasosiego, mi rechazo al mar, pero también ese amor insano que me unía a ti. Por eso compraste los pasajes sabiendo que te seguiría.
Desde aquel día conté los segundos que faltaban para la partida.

La fecha prevista embarcamos. Camarote 115. En la velada del 14 de abril de 1912, tras la cena, recorrimos la cubierta principal disfrutando de una noche oscura y calma, al fondo la música alentaba nuestro, cada vez más intenso, deseo. Tras cerrar la puerta de nuestra camareta, comenzábamos a devorarnos cuando en tus ojos pícaros una chispa reveló caprichosas intenciones, querías una botella de champagne, no podía negarme y salí maldiciendo mi suerte; el pulso acelerado, el cuerpo sudoroso y mi intimidad palpitante que pugnaba por reencontrarte. Copas, botella, ilusiones, resbalaron por babor. A estribor un golpe seco, gritos y esos acordes que desdibujando mi futuro, dibujaron tu silueta inalcanzable e indeleble para siempre.

Y ahí permaneces, recordándome que lo sabes, que los años transcurridos no han borrado mi necesidad, que la debilidad me golpea a diario dejándome sin respiración, ahogándome contigo bajo esas frías aguas a las que no te pude acompañar.

12 Respuestas

  1. Isabel

    Maribel, gran pasión la que tan bien nos relatas, capaz de vencer los pánicos y mayor cuando se convierte en un deseo fantasma e inalcanzable.
    Bienvenida.

  2. M Carmen Guzmán

    Bienvenida, Maribel.
    Para ser la primera vez que participas lo has hecho con bombo y platillo, con un buen relato donde se mezcla la tragedia, el amor y la pasión.
    Suerte, novata.

    1. Gracias M Carmen, aunque novata, novata, no soy, escribía en el blog desde 2012 hasta septiembre de 2013, pero después de mi larga ausencia aquí han cambiado bastantes cosas y en esta nueva página sí soy novata.
      Me alegra que te haya gustado mi relato.

    1. Gracias Luis, me alegra verte también por aquí, ya no sé cuántos están de los que conocí, cuántos perduran, pero espero que quienes ya no estén, regresen, las buenas costumbres hay que conservarlas, llego algo tarde pero aquí estoy.

      Un abrazo.

  3. Gracias Ana, me alegra muchísimo que me recuerdes, es cierto que mi ausencia ha durado mucho, quizás más de lo que yo había pensado, pero bueno, se juntaron problemas de salud y después quizás de ánimo… Pero aquí estoy de nuevo, intentando recuperar las buenas costumbres de antes.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta