Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

93. Todas las vidas de Marcus Temple

“Piensa en tu futuro, Marcus –me había sugerido mi padre–: ¿qué quieres ser: un escritor pobre o un médico pudiente?”. Entonces yo andaba por tercero y tenía que elegir entre ciencias y letras, con todo lo que aquella decisión significaba. De repente, comencé a encontrármelo en la biblioteca o en los pasillos del instituto con un manual de medicina en las manos y los dos nos mirábamos sorprendidos, pero no comprendí lo que había sucedido hasta mucho después, cuando Laura iba a convertirse en la Sra. Temple y Claudia se cruzaba en una de mis vidas. ¿Se puede amar a dos mujeres a la vez? Una parte de mí quería huir con ella; la otra, quedarse, comprar una casa, tener hijos, un perro. ¿Que qué sucedió? Imagínenselo. A partir de ese momento me he enfrentado a numerosas decisiones importantes y en cada una de ellas otro Marcus Temple me ha tendido la mano deseándome suerte para comenzar otra vida. Me pregunto dónde estarán, qué habrá sido de ellos, del joven Doctor Temple, del Marcus que se casó con Laura, de todos los demás. Los quise, aún los quiero. Solo espero que, a su manera, ellos también hayan sido felices.

5 Respuestas

  1. Ana Fúster

    De buenas a primeras me ha hecho pensar en “La saga/fuga de JB”, con todos esos Marcus Temple paseándose por ahí. Le veo dos lecturas, la de las realidades paralelas que podrían ir generando las opciones por las que no nos decantamos en esta vida, y la de que Marcus se convirtió en un escritor pobre que proyectó esas vidas en los personajes que creaba, al fin y al cabo una proyección de sí mismo. O igual me estoy haciendo una pirula mental del siete. En cualquier caso, me ha gustado y me ha hecho darle vueltas al coco, así que muchas gracias. Besos y suerte.

  2. A mí me ha recordado “Las vidas posibles de Mr. Nobody” (2009). Un relato sugerente, bien tramado, que nos invita a seguir leyendo (cuando empieza a tropezarse con “ese otro” en la biblioteca…), no acertamos a adivinar qué es lo que ocurre, tiene intriga. Sin embargo, si me permites que humildemente y con todo el respeto añada un sin embargo, el final no me acaba de convencer: ese deseo de que “los demás hayan sido felices también” le resta a mi entender la posibilidad de un final más abierto, con alguna duda sobre si se quedó en la opción correcta de aquella elección, que sería más de mi agrado (aunque en esto, para gustos hay colores).
    Te deseo mucha suerte en esta y en todas las vidas de tu relato.
    Abrazos,

  3. María Ordóñez

    Qué bien. Un médico pudiente, sin vocación, es un desastre. Un escritor podrá tener o no éxito, pero vive haciendo lo que ama y eso es lo más importante en la vida. Linda historia. ¡Muchas Felicidades!

Dejar una respuesta