Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

33. Tumbas anónimas

Hoy, al venir a verte, he descubierto en el sendero de la entrada a dos ardillas que corrían jugando. Las he seguido y me han llevado a un rincón en el que dos tumbas están unidas por una misma lápida, sin más inscripción que un año grabado en medio, 1852.

Las tumbas anónimas, he oído que decía alguien a mis espaldas. Era el sacerdote que ofició tu funeral y me ha contado la historia de las sepulturas sin nombre.

Una mañana de noviembre de 1852 encontraron los cuerpos de dos muchachas abrazadas en la playa. No fueron identificadas y nadie las reclamó.

La única pista fue un verso que una de ellas llevaba en un papelito doblado, junto a su corazón: “Amantes clandestinas, viajeras fugitivas, tumbas anónimas”.  ¿Premonición o destino? Para aquella época, un escándalo que había que tapar.

¿Sabes, Luis? Te imagino llamándome melodramático. Pero la historia de esas chiquillas ha reconfortado algo mi dolor por tu ausencia. Porque he sentido de golpe la fuerza de nuestro amor, firme y tierno, valiente, ajeno a las críticas. Y que siempre me hará buscar tu rastro junto a mis huellas al andar sobre la nieve de esta gélida realidad.

22 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un amor más allá de la muerte, fidelidad en el presente y más allá y postura valiente. Una muestra de maestría literaria. Suerte y un saludo, María Jesús.

  2. Bonito relato de amor sin fronteras con homenaje a los que padecieron represiones y las padecen. La imagen de las dos ardillas es lo que más me ha gustado: Esos animalillos tan huidizos que siempre se esconden rápidamente cuando ven a alguien cerca.

  3. Salvador Esteve

    María, precioso relato y un canto al amor con mayúsculas. Por suerte la realidad ya no es tan gélida y, aunque despacio, está cambiando. Abrazos.

  4. Belén Rodríguez

    Encantador relato que rompe una lanza en aras de amor.
    Me ha gustado lo ágil de su estructura y lo visual del texto.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta