Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

UN BELLO CÍRCULO QUE SE CIERRA

El Sendero del Agua eligió un relato de Nacho Rubio como ganador de su primera convocatoria y le obsequió la posibilidad de alojarse aquí en alguna ocasión.
Nacho Rubio obsequió a su vez esta posibilidad a Adela y Antonio.
Adela y Antonio han pasado unos días aquí; acaban de marcharse dejando un obsequio para el Sendero en su libro de visitas, éste…

CONCIERTO EN VERDE

Desde le verde, verde glauco
hasta el verde, verdi negro
todos los verdes del verde
se dan cita en el Sendero

Verde erizo de castaña
verde ciprés, verde helecho,
verde manzana de sidra,
verde pasto, verde tejo.

verde de la yerbaluisa,
verde hierba en prado abierto,
verde de los avellanos,
verde de menta y romero

verde jazmín perfumado
verde nogal, verde fresno,
verde roble, verde hiedra,
verde aliso, verde acebo,

verde abedul y quejigo
verde rosal, verde viento…
Verde el Sendero del Agua
verde el agua del Sendero
todos los verdes a coro,
en verde, verde concierto.

Un círculo de obsequios y palabras se cierra.
Gracias por tan precioso regalo.

14 Respuestas

  1. Está Cantabria muy verde, se nota que este año ha llovido lo suyo. Una dedicatoria muy merecida al Sendero, pero a Nacho no le vemos el pelo por aquí. Antonia, prepara unas puntitas de jamón y las vamos esparciendo en plan hansel y gretel, a ver si así…

  2. Que lorquiano y bonito poema. Lo pondréis enmarcado ¿no?
    O sea que Nacho vive entre artistas ¡así ya se puede! Pero él no aparece nunca ¿existirá realmente?
    Si es real, le conjuro desde aquí a personarse en Bilbao. (qué conste que este conjuro está preparado por la bruja desastre de Susana)

  3. Qué bonito broche para cerrar el círculo.
    Me ha gustado más que nunca ese color “verde”, que lo llena todo de vida.

    Un abrazo a los autoresdel poema y a los que hacen posible que funcione el Sendero del Agua.

    Amparo

  4. El verde de la esperanza, lorquiano como dice Paloma, muy adecuado y precioso regalo que habrá que bordar en punto de cruz o transcribir a un papiro o algo así para enmarcar, lo merece.
    Los círculos se cierran para quedar redondos.

  5. Acabo de volver de un finde increible en la otra punta de las Españas, concretamente en las calitas ignotas, casi desiertas, casi nudistas murcianas. De repente me encuentro con esto y me digo: ya no sé si existo o no. Tendré que ir al verde verde verde sendero para averiguarlo y, entonces sí, cerrar un círculo sobre otro círculo… 😀
    PD No os creáis que no he intentado fichar a mi padre para los microrrelatos, pero a él le van más las rimas con ecos lorquianos para los niños, así que NO nos queremos hacer competencia el uno al otro, ja ja ja 🙂

Dejar una respuesta