Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

39. Una pastilla para olvidar. Virtudes Torres (Servitud)

Dicen que me dieron una pastilla para olvidar ¿?. Lo cierto es que no sé quién soy, ni qué hago aquí cerca de este muelle.

A veces tengo flases y veo una niñita con ojos de cielo gritando: ¡¡mamá!! Después  la arrastran las olas.

Un hombre –al que adoro, sin saber por qué- intenta ponerla a salvo, pero el mar es más fuerte y las fuerzas le abandonan. Se hunden.

***

 Cada quince de abril arrojo a estas aguas una rosa y un peluche.

Imagino que el mar se lo lleva a mi pequeña, que rodeada de peces de colores, juega en un jardín de algas y corales, bajo la atenta mirada de su padre.

Los tres emprendimos viaje con ilusión de comenzar una nueva vida; se  vio truncado.

Tras el rescate, un hombre de blanco me ofreció una pastilla capaz de hacer olvidar mi sufrimiento (también el pasado).

Me negué a tomarla y volvería a hacerlo. ¿Qué hubiera sido de mí sin los recuerdos? Sería un espectro más…

 

…aún así, sobrevivir a la tragedia no significa que esté viva.

48 Respuestas

    1. vitolosa@gmail.com

      Yo también creo que es una heroína. Todos los años con esa tristeza que ella adorna con peces de colores y corales.
      Gracias Patricia por tu visita.

    1. vitolosa@gmail.com

      Hola Asun
      Como he dicho antes, nuestros recuerdos son los que mantienen vivos a los que ya no están.
      Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Besos.

    1. Virtudes Torres Losa

      Yo, como tú, he realizado este micro a partir de un relato más amplio que escribí hace tiempo y que lo situé en el aniversario de la tragedia del Titanic.
      Me alegra de que te guste.
      Saludos.

  1. Virtudes Torres Losa

    Towy, me alegra tu visita.
    Dices que te pone los pelos de punta. Pues si leyeras el relato del que está escogido.
    Como he dicho a Sotirios, lo escribí hace mucho tiempo está ahí esperando salir a la luz.
    Para ti también besabrazos muuuy fuertes.

  2. Ángel Saiz Mora

    Una mujer valiente, que no quiere olvidar, que guarda homenaje a los que más quiere, que se siente en conexión con ellos, porque si le niegan ese pasado es como si no hubiera existido.
    Buen relato de amor y fuerza dentro de una tragedia.
    Saludos y suerte, Virtudes

  3. Virtudes Torres

    Valiente que sobrevive gracias a los recuerdos.
    Con el cerebro lavado sería solamente una sombra. Entonces: de qué serviría vivir?
    Saludos.

  4. J u a n P é r e z

    Solo te voy a decir una cosa: Más de Un Alienista y Frenólogo debería aprender de tí, y lo que planteas. Me ha encantado, porque además lleva tu carácter. Un microrrelato único. [Soy muy aficionado a ciertas demencias] V i r t u d e s, te lo ruego, ponme a tus pies.
    Como a alguno más le he escrito por ahí, No Necesitas Suerte.
    Beso y Control Mental. J u a n ” E l I d o “

  5. Virtudes Torres Losa

    Tus comentarios a la vez que me descubren términos que yo, curiosa, busco y aprendo, me hacen sonreír.
    No siempre hay remedios para todas patologías; tampoco todo lo que nos pasa se puede curar con un fármaco.
    Gracias por tus bonitas palabras. Y nada de ponerte a mis pies. Sentado en el mejor sillón de casa. jaja.
    Abrazos. Juan “El Bienvenido”

  6. Salvador Esteve

    Virtudes, creo que lo más bonito que se puede decir de un relato es que emociona, y el tuyo te puedo asegurar que me ha emocionado. Espero y deseo que podamos seguir disfrutándolo en formato papel. Abrazos y suerte.

  7. Reve Llyn

    Virtudes, intensímimo relato. Me gustan las palabras y cómo las dices, pero no te imaginas cuánto los espacios.

    De los sentimientos de esa madre y su negativa a olvidar ¿qué decir? pufff, desarma.

    Saludos y suerte.

  8. Isabel

    Sería imposible poder vivir conectada y arraigada profundamente al recuerdo. Tu protagonista parece que se desconecta del dolor para poder vivir y mantener el recuerdo de lo amado a flote. Incluso proyecta una posible vida porque imaginar la muerte es imposible. Al menos la de ellos. Porque ella sabe que está muerta en vida. Y no me extraña!
    Lo cuentas de una manera que colarse en su piel parece natural.

  9. Virtudes Torres Losa

    Hay mucho sentimiento y mucho dolor en esta mujer. Pero se ha aislado en un mundo hecho a su medida, o mejor a la de su imaginación.
    Gracias por tu visita. Un abrazo.

  10. Virtudes Torres Losa

    Hola Ana:
    De acuerdo totalmente contigo. Yo he escrito este relato, y por ende la última frase, aún así cada vez que la leo me da frío. Al principio pensé que me había pasado un poco, pero no. Tiene que estar ahí.
    Gracias por comentar. Un beso.

  11. Ana Fúster

    No, claro que no te has pasado, y mi comentario es positivo, que igual suena a que no. Es que esa frase parece borrar lo anterior, se te queda enganchada a las tripas.

    1. Virtudes Torres Losa

      Hola Ana, he tomado tu comentario de forma positiva amiga y estoy totalmente de acuerdo en que la última frase lleva todo el peso.
      Muchísimas gracias y va para ti un besazo.

  12. Izaskun

    Qué preciosidad, Virtudes. Cuánto coraje y fuerza en tu personaje. Qué elección más dura y a la vez, qué acertada. Es la única forma de sentirse viva, aunque duela. Me ha encantado cómo adapta la realidad y piensa en su niña jugando con peces de colores…Precioso. Esas muletas psicológicas dotan a tu personaje de credibilidad y realismo. Enhorabuena, guapetona.

  13. Mª Belén Mateos

    Somos hechos de recuerdos, de anécdotas, de vivencias… Sin ellas nuestra alma está vacia. Valiente tu protagonista y bello tu relato.
    Un beso Virtudes.

  14. Virtudes Torres Losa

    Gracias por tu bonito comentario, Belén.
    Aunque a veces queremos olvidar algo que nos da la lata, otras nos gusta recordar una y otra vez alguna vivencia, aunque esta sea dolorosa.
    Besos para ti y gracias por tu visita.

  15. Virtudes Torres Losa

    Hola Luis, gracias por tu comentario.
    Referente al título, puede que hubiera ido mejor con interrogaciones.
    Yo pongo las dos opciones, una si se toma esa dichosa pastilla y otra si opta por seguir con los recuerdos.
    Te espero por esta nuestra casa. Besos.

  16. Virtudes Torres Losa

    Luis, no te preocupes, a mi también me pasa, sobre todo cuando escribo desde el teléfono. Tengo la mala costumbre de leer lo que he puesto después de mandarlo.
    jaja. Pero lo había entendido.
    Desos.

  17. A veces los recuerdos son lo único que nos queda. Tener la valentía de aferrarse a ellos, aunque supongan perpetuar el dolor, es una de las tareas más difíciles y más valientes. Ole por tu protagonista y ole por tu manera de contarlo.
    Suerte y abrazos

Dejar una respuesta