Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

01. SEGUNDAS INTENCIONES

Mientras juega con Rex me dice que el dueño es guapo pero que el perro lo es más si cabe… Me siento cómodo entre sus adulaciones y le agradezco con una sonrisa su mentira piadosa hacia un «pobre ciego». Respondo que su voz sugiere que ella sí que debe ser preciosa. Enseguida coge confianza y se sienta junto a mí en el banco. Comienza a describirse como “una morena de ojos verdes normalita”, ignorando que tras las gafas negras la observo de arriba a abajo. En realidad es una adolescente fea, chata, algo esmirriada y con el pelo rapado.

Acepta mi invitación para ayudarme a llevar la compra y yo le prometo que, a cambio, le enseñaré algo que estoy convencido que va a gustarle, que lo pasaremos bien. En casa, después de colocar todo en su sitio, entro al baño y comienzo a desnudarme. La llamo para cumplir mi palabra pero no contesta. Salgo al salón y descubro que ella y Rex no están. La tele de plasma tampoco.

5 Respuestas

  1. Isabel Torralba

    La “sorpresa” me ha dibujado una sonrisa. El protagonista se ha sorprendido y yo también; pensé que el final iba por otro lado. Gracias, Jams, me ha gustado.

  2. Ángel Saiz Mora

    La cara de asombro, por no decir de pasmarote, que se le tuvo que quedar a este falso ciego, debió de ser de cine. Eso por pasarse de listo. El burlador resultó burlado. Perdiendo, además de la televisión, a su mejor amigo.
    Quien pretende navegar en el mundo de las segundas intenciones, debería saber que otras personas puede que también jueguen el mismo juego, aunque con mejoradas reglas a su medida.
    Buena historia, Juan, para comenzar otra convocatoria con mucho juego.
    Un abrazo

  3. Vaya, el engañador engañado. Él ciego de lujuria y ella compasiva de pacotilla…y una verdad:Rex, el único personaje de tu historia que los pone de acuerdo.

    Muchas relaciones tendrán tintes similares a los que narras. La adulación y la falsedad para conseguir un objetivo. La pregunta es: ¿Dónde queda la paz interior? solo Rex la tiene.
    Un abrazo JAMS.

Dejar una respuesta