Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

111. La joven de la perla

Su mirada quería decirme algo. Durante meses no falté a nuestra cita. El vigilante del museo ya me conocía y ni tan siquiera me pedía la entrada. Únicamente que dejara que el resto de visitantes se pudieran acercar a ella, que no los ahuyentara. Me quedaba embelesado observándola. Al principio analicé su rostro en cientos de bocetos, como buen estudiante de arte, hasta memorizarlo milímetro a milímetro. Su belleza, suprema y serena, me hacía sentir el hombre más afortunado. Un día su perla proyectó un brillo especial, parecía llamarme. Sucumbí a su resplandor como a un canto de sirenas. Me acerqué tanto que pude notar su respiración.

Convertido en un joven dios Bacco observo cómo una chica acude al museo. La recuerdo de las clases de historia del arte. Se sentaba con dos amigas detrás de mí, pero ninguna de su belleza. Me contempla y dibuja en su cuaderno durante horas. En ocasiones creo que me reconoce. Cada vez que parece acercarse a mí lo suficiente, y beber de mi cáliz, aparece ella. El resplandor de su perla vuelve a deslumbrarme, alargando así mi condena.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Tu protagonista vive fascinado por «La joven de la perla», un cuadro en verdad cautivador, también conocido popularmente como «la Mona Lisa holandesa».
    La sensibilidad sirve para disfrutar apreciando lo que merece la pena, aunque en exceso puede conducir a la obsesión. Él ya no es capaz de concebir que algo diferente pueda sucederle, ni siquiera deja un resquicio para que una joven hermosa y auténtica, con la que tiene mucho en común, entre en su vida. Como él mismo concluye, lo suyo es una condena.
    Un relato sobre el embeleso que produce una obra artística y la capacidad para darse cuenta de que la realidad siempre es otra.
    Un abrazo grande, Bea. Suerte

    1. Tus palabras siempre complementan a la perfección nuestros escritos. Gracias como siempre por pasar por aquí y comentar. Mucha suerte también para ti. En esta ocasión he podido pasearme poco por la convocatoria, a ver si, a posteriori, puedo disfrutarla y deleitarme con vuestras creaciones.

Dejar una respuesta