Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. REGOCIJO PREMEDITADO (Edita)

Desde aquel diciembre en el que un sobrino aportó la tontería del amigo invisible a la celebración navideña del colectivo familiar, su vida es otra. El primer año, se agobió seleccionando un obsequio adecuado para la cuñada pija sin superar el tope de los quince euros pactados. El segundo, le tocó su marido, mucho más fácil. Supo lo que deseaba al instante y corrió a comprarlo, segura de haber acertado. Todo un éxito: objeto idéntico al que el obsequiado ya tenía en casa hacía tiempo, sin estrenar, y que ella misma había adquirido. Casi se muere de vergüenza; los demás, de risa. A la tercera, arrasó: gafas de realidad virtual para su hermano, la atracción de la velada. Se animó tanto que los años siguientes, incapaz de esperar el sorteo correspondiente, ya empezó en septiembre a rebuscar opciones por Internet para los veinticinco presuntos comensales. Finalizada cada prospección, sufría síndrome de abstinencia del placer experimentado. Y se le ocurrió programar la misma bobada en el trabajo, comunidad de vecinos, clase de zumba…, eligiendo fechas dispares para los distintos eventos. Actualmente, le quedan dos meses vacantes. Está pensando en crear por redes sociales un grupo permanente de adictos a la causa.

12 Responses

  1. Ángel Saiz Mora

    Lo emocionante de los regalos es la preparación, luego ya se convierten en objetos que, en la mayor parte de los casos, o los ignoramos o nos estorban.
    Original retrato de una adicción, que las hay de muchas clases.
    Un abrazo y suerte, Edita

  2. Pilar.C

    Pues es divertido tu relato, me ha sacado una sonrisa. Es verdad que cualquier actividad puede convertirse en adicción. ¡Si lo mejor es el término medio para todo!, aunque la idea que apuntas del amigo invisible para una comunidad de vecinos me parece genial. Voy a proponerlo en la mía a ver si dejan de discutir y aprenden un poco a tener sentido del humor jaja…
    Original, divertido y se ajusta bien al tema propuesto.
    Saludos Edita

  3. Rosalía Guerrero

    Edita entiendo perfectamente a tu prota: sin ser yo adicta a regalar, me gusta encontrar el regalo perfecto para una persona, a ser posible personalizado y que implique algo de juego. Como una yincana para poder llegar a él.
    Tengo un par de amigas que son auténticas especialistas, hacen regalos nivel premium sin necesidad de arruinarse. He intentando que me adopten, sin éxito, pero no abandono.
    Un abrazo y suerte.

  4. Sara SH

    ¡Qué bueno! A mí también me gusta mucho regalar, pensar en lo mejor para la otra persona pero por supuesto no llego al nivel de tu protagonista. NO obstante, ella parece muy feliz con su adicción. Muy bien traído el micro al tema. Felicidades, Edita, y un abrazo

  5. Barceló Martínez

    Hola, Edita.
    La protagonista tu relato ha encontrado algo que le ayuda a llenar un vacío y eso, por un mecanismo psicológico incomprensible, se ha convertido en una adicción poco común y bastante inocua, salvo para su bolsillo. Este relato, en apariencia sencillo, deja entrever en su elipsis un problema emocional mucho más complejo.
    Un saludo y mucho suerte con esta buena interpretación de voorpret.

Leave a Reply