Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

17. CUENTO DE HADAS (Mariángeles Abelli Bonardi)

Tras unas Cumbres Borrascosas, en El Palacio de la Luna, vive La Emperatriz de los Etéreos. Cada noche, baja de La Torre de Papel, atraviesa el Bosque de Ojos y allí, en El Jardín Secreto, lee Cuentos de la Selva. Mientras lee, percibe el aroma y piensa: «Nada hay como el perfume de Mi Planta de Naranja-Lima», esa que El Caballero de la Armadura Oxidada le trajera, en prenda de amor, de La Ciudad sin Nombre. Alejada la temida Temporada de Fantasmas, ya no es La Loca de la Casa. El Templo de las Ilusiones que es ahora su corazón le da, por fin, a su vida, Otra Vuelta de Tuerca.

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Esta princesa, con todos los lujos a su alcance, demuestra gran sabiduría al retirarse a ese jardín a leer, un conjunto encuadernado de hojas de papel es suficiente. Las letras le facilitan disfrute y vueltas de tuerca infinitas a través de miles de historias, como los títulos de las que has engarzado hábilmente hasta formar un relato lleno de coherencia.
    Un cuento de hadas sustentado en libros al alcance de la realeza y, por suerte, también de la mayor parte de la Humanidad.
    Un abrazo y suerte, Mariángeles

    1. Es que las princesas entecianas somos así, ÁNGEL querido; un conjunto encuadernado de hojas escritas o por escribir, es más que suficiente para el disfrute de esos jardines literarios que tanto nos gustan… 😉
      Qué grato contar con tu lectura, siempre esperada…

      Otro abrazo y suerte para vos,
      Mariángeles

    1. ¡Y qué gusto da perderse de la mano o de la tinta de estas historias, por esos paisajes y escenarios que siempre están ahí, a una vuelta de página o de memoria!
      Gracias, MANOLI, por pasar a comentar. Qué grato que el micro te parezca bueno…

      Besos,
      Mariángeles

  2. Barceló Martínez

    Hola, Mariángeles.
    Tu relato me parece una genialidad, ser capaz de armar una historia compuesta de otras muchas historias independientes que forman un todo. Espero que te guste la analogía que te propongo para esta técnica que has utilizado a la cual yo definiría como «collage» narrativo. Me apuntaré muchos de esos títulos que no he tenido la oportunidad de leer. Si tienes alguna recomendación especial, no dudes en hacérmela llegar.
    Decirte que he acudido a tu histórico de relatos en esta página para leer el relato del camarero que se va convirtiendo en flamenco. Me ha encantado y me parece una bonita casualidad haber coincidido contigo al imaginar la historia de una persona que se convierte en un ave, en tu caso un magnífico flamenco, en el mío una combinación de especies adaptadas a la vida urbana.
    Espero que todo te vaya muy bien. Un abrazo.

Dejar una respuesta