Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

22. El encargo

Estimado doctor:

Queremos agradecerle su entusiasta disposición ante la propuesta que le hicimos llegar. Desde que la Comandancia General y el Instituto Científico Militar tuvieron noticia de sus problemas para reemprender el experimento que está llevando a cabo, y que es exactamente cuanto necesita el Ejército, quisimos que empezase a trabajar con nosotros enseguida. Considere eliminada cualquier traba, administrativa o económica, que le impida desarrollar sus investigaciones, cuente además con la infraestructura y los recursos a los que tenemos acceso, y disponga, según su criterio, de nuestra materia prima, que como puede suponer es casi ilimitada. Somos conscientes de las dificultades del encargo, que dependerá sobre todo de cómo acaben de destrozados los hombres, y de lo que llegue a aprovechar de unos y otros con su destreza. El objetivo es que sea capaz de reciclar la mitad, aunque ya sería un éxito si al menos un tercio de los soldados caídos en combate pudiese volver al frente. Si lo consigue, doctor Frankenstein, el Ejército sabrá ser generoso. Y cuantas más criaturas especiales de las suyas, de esas sin cerebro, logre reconstruir para nosotros, mayor será nuestra recompensa.

Reciba un cordial saludo.

Atentamente,

(ilegible)

Director general de Recursos Humanos.

 

3 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    «Criaturas especiales» y «sin cerebro» es lo que quisieran mandatarios y generales, los que no tienen reparo en enviar a las tropas como carne de cañón para sus estrategias, sin que les importe que tienen una madre, o que podrían ser sus propios hijos. Prefieren esos engendros en lugar de personas que piensen y sientan por sí mismas, con las consecuencias que ello puede tener para sus propósitos.
    Un relato para la reflexión y una crítica contra la inhumanidad de las guerras.
    Un abrazo y suerte, Rafa

  2. Rafa Heredero

    Muchas gracias, Edita y Ángel,por vuestras visitas y comentarios. Siempre es un placer que un relato nuestro «llegue» de alguna manera a conectar con otras personas.
    Un abrazo grande para los dos.

Dejar una respuesta