Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

35. Parque automovilístico

Siempre que me pongo nostálgica recreo en mi mente la misma escena. Tras de mí se cierra la puerta, aceleras y desapareces en tu Mercedes descapotable. Lo jodida que me dejaste. Antes habías tenido un BMW, grande, estaba claro que pertenecías a otro mundo, al que mi Seat Ibiza no podía llegar. El primer día que me llevaste en él era verano, me puse el vestido más mono del armario (era de mercadillo, pero eso no te lo dije) y un pañuelo a juego, a lo Grace. Tú, yo y el descapotable. Han pasado algunos años y yo sigo con mi Ibiza, aunque se le descolgó el techo y le puse chinchetas. Los niños me lo tienen destrozado. Cuando voy por la ciudad miro de reojo los BMW y Mercedes familiares, entiendo que seguirás fiel a tus preferencias. Hoy me pillas contenta, Marcos ha sacado un diez en el examen de matemáticas y Carlos se ha clasificado para las nacionales de atletismo, son buenos chicos. En eso se parecen a mí. El semáforo cambia a verde y arranco, atrás queda el Porsche rojo y tu cara de asombro. Sí, en todo lo demás son clavados a ti.

14 Respuestas

    1. Muchas gracias Arantza, por todo, por estrujarme y ser como aquella profesora de Fama que golpeaba el bastón contra el suelo, calentadores a cuestas, con su aquí habéis venido a sufrir. Pues eso, que sólo con sudor se saca lo mejor. Graciaaaaaaaaasss 🙂

  1. Ángel Saiz Mora

    Nos quedamos con ganas de saber en qué se parecen al padre esos gemelos (aunque no se especifica, lo podrían ser). Es probable que sean estilosos, pero quizá también, como imaginamos, clasistas, con un culto a la apariencia y un cierto afán de grandeza que intuimos en el padre, que parece no querer saber nada de ellos. Los coches, al igual que los hogares, la forma de alimentarse o la ropa, dicen mucho de las personas, son una extensión de ellas. Ese progenitor ausente siempre fue inalcanzable y esta mujer así lo supo desde el principio, aunque en un momento conectaran, con consecuencias de por vida, sobre todo para ella.
    Un placer leerte siempre, Arancha.
    Un abrazo

    1. Esos niños son morenos, altos y atléticos como su padre, pero de su madre han sacado todo lo demás 🙂 La de cosas que nos pasan que no sabemos las consecuencias que van a traernos en la vida hasta que han pasado los años. Gracias por tu comentario, Ángel. Espero no te sientas decepcionado al ver que no soy Arantza 😉

      1. Ángel Saiz Mora

        No me decepciona nada, ha sido un lapsus por mi parte al ver cercano el comentario de Arantza. Mis disculpas y otro abrazo, y otro más para Arantza si lee esto.

  2. “¿No quieres caldo? ¡Dos tazas!”, dice el refrán. Un parque automovilístico que se las trae, que arrasa con todo (menos con la cara de asombro del dueño del Porsche rojo… ¡Y no es para menos!).

    Me encantó, BEATRÍZ; felicitaciones y un beso,

    Mariángeles

Dejar una respuesta