Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

39. El cartógrafo. Un relato zen

Era uno de esos viajeros sin edad del que nadie conocía su nombre ni su origen. Siempre a cuestas con sus extraños trebejos tenía el don de embellecer con su arte y su bondad todo aquello que cartografiaba en sus planos y que además se hiciese realidad con el paso del tiempo. Así, se cuenta, que dibujó la fractura de los ríos Niágara, Iguazú y Zambeze, y la nobleza del monte Fujiyama en las llanuras de la isla de Honshu, que diseñó la imaginación de los Jardines Colgantes de Babilonia y el esplendor de la ciudad de Florencia, que creó la belleza del desierto y la inconcebible vastedad del mar.

Sin embargo, su obra maestra, a la que consagró sus últimos años, fue la gracia y cada encanto, prodigio, maravilla y matiz que introdujo en el inextricable mapa de la Mujer, a la que esbozó tal y como hoy la conocemos, quizá el ser más bello y perfecto que jamás existirá.

Cuando murió, un Dios colérico y henchido de soberbia lo condenó al infierno por haberse atrevido a mejorar su creación. Desde allí trabaja incansable para reconstruir ese lugar maldito antes de acometer la que podría ser su obra definitiva.

13 Responses

  1. Ángel Saiz Mora

    La perfección no existe, no hay nada conocido que no tenga algún inconveniente. Sin embargo, tu protagonista, tras desafiar esa realidad, ha hecho que el Creador saque su peor faceta vengativa, aunque ai alguien es capaz de suavizar el mismísimo infierno, que no merece, es él.
    Un abrazo y suerte con este original relato, Rafa

    1. Rafa Heredero

      Muchas gracias por tu comentario, Ángel. Hay que confiar en el don del cartógrafo para que suavice el infierno con su bondad… y quizá luego también ese carácter vengativo del Creador, aunque le lleve más tiempo.
      Un abrazo.

  2. Rosalía Guerrero

    No me extraña que el creador se enfadara con el cartógrafo, yo misma le elegiría como dios de una nueva religión.
    Rafa, has escrito un micro muy bello, lleno de imágenes preciosas. Leerlo ha sido como viajar por el tiempo y el espacio.
    Un abrazo y suerte.

    1. Rafa Heredero

      Qué bonito lo que dices de viajar por el tiempo y el espacio, Rosalía. Me ha encantado.
      Muchas gracias por tu comentario, y un abrazo de vuelta.

  3. Sara SH

    Qué bonito y qué poético, estoy leyendo muchísimos relatos buenísimos con el WABI SABI, a cada cual mejor, pero he de decir que el tuyo es de mis favoritos. Me gusta mucho, no solo la manera tan bella de contarlo sino también el final, en el que el cartógrafo decide reconstruir el infierno. ¡Magnífico, mi más sincera enhorabuena!

    1. Rafa Heredero

      Pues muchas gracias, Sara. Se ve que está siendo un tema muy inspirador. En esta convocatoria el cartógrafo no tendría mucho que hacer, ja, ja. Vamos a dejar que se concentre en su tarea, que tiene para rato todavía.
      Un abrazo para ti.

  4. Paloma Hidalgo

    Rafa, por esa obra definitiva, intuyo que rebajando ira, cólera y demás veleidades divinas, a la que se dedicará cuando acabe con la reconstrucción infernal, este cartógrafo se merece una reubicación en el reino de los cielos, y tú, un aplauso.
    Mucha suerte, un abrazo.

    1. Rafa Heredero

      Así es, Paloma. El cartógrafo va a tener que trabajar mucho y bien para acometer esa obra que parece tan necesaria, y seguro que acabaría bien. En cuanto al aplauso, me conformo con el tuyo, con todo mi agradecimiento.
      Un abrazo.

  5. Ana Fúster

    Qué hermoso relato, Rafa. Me ha fascinado el primer párrafo, que es bellísimo, tiene un aire de leyenda ancestral y está cargado de imágenes vívidas y evocadoras. Mucha suerte a tu cartógrafo en la tarea titánica que se ha impuesto. En lo demás, creo que no la va a necesitar… Un abrazo grande.

    1. Rafa Heredero

      Qué amable eres, Ana, con tu comentario. Pues ya ves, se ve que el cartógrafo está de acuerdo con eso de que nada es perfecto, nada es eterno, etc. y trata de buscar la verdadera esencia de las cosas, como propone la filosofía zen, entre otras enseñanzas. Bueno y como sé que te gusta tanto el cine, te diré que el relato está vagamente inspirado en un extraordinario cortometraje animado de Bruno Bozzetto, «Mr. Tao», que vi en la Seminci ¡hace más de treinta años!, lo cual me lleva a pensar qué cosas guardamos en nuestra memoria y lo que utilizamos para elaborar nuestras pequeñas historias cuando salta la chispa.
      Muchísimas gracias por tus palabras, y otro abrazo de vuelta para ti.

      Te dejo con el enlace a «Mr. Tao», por si no lo conoces y te apetece verlo:
      https://www.youtube.com/watch?v=wKMRg5vHzW0

      … Y ya que estamos, te incluyo de propina otro extraordinario corto de Bruzzo Bozetto, «Cavallete» (Saltamontes), con un lúcido resumen de la historia de la humanidad:
      https://www.youtube.com/watch?v=ijcuXh-Lk9E

  6. Rafa Heredero

    Hola, Alberto. Muchas gracias por tu comentario. Ese Dios rencoroso y a veces con un carácter tan indiferente a las desgracias del ser humano, con un poco de suerte, tiene los años (esperemos que no los milenios) contados.
    Un abrazo, y de nuevo gracias.

Leave a Reply