Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

5. MIMETISMO (Mariángeles Abelli Bonardi)

Dado mi sutil y encantador aspecto, podría decirse que vivo de las apariencias. Flor entre las flores, atrapo a los incautos, voraz como una mantis orquídea.
No nazco con disfraz, sino que lo construyo, volviéndome parte del ambiente, igual que el cangrejo decorador a la hora de esconderse y de cazar.
Maestro del camuflaje, imito a otros, como hace el pulpo mimo con peces y medusas, y así, moviéndome lo justo, como el alga que es foliáceo dragón de mar, paso tan inadvertido que han tardado mucho, muchísimo en identificarme, tanto, que los estudiosos aún no acuerdan mi extensión, y mucho menos, mi nombre…
Con humor siempre cambiante, te espero en la última palabra, para mostrarte a ti, y a tus ojos lectores, mi verdadero yo.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Creemos que siempre somos los mismos, pero estamos en constante cambio y adaptación. Según las circunstancias nos comportanos de una forma o de otra. A esa asimilación con el medio algunos lo llaman evolución. Ese «yo» nos lleva a veces también a algunos a leer y escribir, a aprender y a practicar, a disfrutar de historas que otras personas han escrito, como sucede con tu relato, que ha dejado a mi pequeño yo un buen sabor de boca.
    Un abrazo y suerte, Mariángeles.

    1. Hola, Ángel. Me alegra que el micro le haya dejado a tu «pequeño yo» un buen sabor de boca. Es así como decís, aunque creamos ser siempre los mismos estamos en adaptación constante al medio, aunque en ese aspecto, creo que la mantis orquídea, el cangrejo decorador, el pulpo mimo, el dragón de mar foliáceo y, sobre todo, el microrrelato, nos ganan por goleada: todos ellos trampantojos vivientes que revelan por soprpresa, y a ultimísimo momento, su verdadero yo…

      Besotes, amigo 😘😘😇😇

  2. Si bajara a tu Neuquén desde mi Rosario natal, seguro no te reconocería aunque pasara a tu lado así que solo queda disfrutar tu relato que me deja pensando. Un gran abrazo y suerte.

  3. Seguramente, Moli, a mí me pasaría lo mismo, pero bueno, en principio, eso tiene solución: yo conozco tu cara por acá, y vos podés ver en el Face de los Entecianos la foto mía que subí con motivo de el día mundial de ENTC… 😉
    Me alegra que disfrutaras del relato y, sobre todo, que te haya dejado pensando…

    Más abrazos y suerte para vos🤗🤗😇😇

  4. Barceló Martínez

    Hola, mi estimada Mariángeles.
    Te diría que he tardado en comentar tu relato porque me resulta complicado encontrar un ratito y no te mentiría, pero es que además llevo varias lecturas intentando desentrañar quién o qué es lo que se mimetiza camuflándose tan hábilmente como nos cuentas. Me temo que me he complicado la vida dándole vueltas a mil explicaciones metafóricas, aunque también puede ser que lo me pasa es que no doy para más.
    Bueno, siempre digo que es bonito que un mismo relato tenga tantas lecturas como lectores. Yo he extraído las mías y todas me han encantado.
    Quiero desearte un magnífico 2023 y, como siempre, te envío un cálido abrazo (o uno bien refrescante, supuesto que allí es verano).

    1. Hola, querido Barceló. Valoro sobremanera que hayas encontrado un ratito para comentarme, y más teniendo en cuenta que no terminás de desentrañar quién es ése que se mimentiza, y tan bien…
      Me parece que a la famosa frase de que «las apariencias engañan» me la tomé demasiado literalmente y es ahí donde se me fue la mano, por eso no termina de entenderse de quién se trata, a ver si logro explicarlo con el final de la introducción enteciana al tema que nos ocupa, y cito: «…no podemos olvidar que el microrrelato es ese género que se divierte escondiendo la realidad tras la apariencia y espera hasta la última palabra, incluso más allá, para desenmascarar una identidad auténtica e inesperada…»…
      Lo que hice- o pretendí hacer, porque evidentemente no me salió- fue hablar del microrrelato, que el microrrelato se presentara a sí mismo, comparando sus características con las de los animales que logran mimetizarse (en este caso, los qué él mismo nombra y describe), por eso, dice que los estudiosos aún no acuerdan ni su extensión ni su nombre y que te espera «al final, en la última palabra, para mostrarte a ti, y a tus ojos lectores, mi verdadero yo»… El microrrelato es, desde mi punto de vista, ese animal mimético, fascinante e inaprehensible, que no se deja encorsetar y, al día de hoy, a todos nosotros nos tiene escribiendo…
      Espero que esta larga explicación haya aclarado algo más las cosas…

      Como siempre, es un gusto charlar con vos. Te retribuyo el refrescante abrazo con uno bien calentito…

      Besos😘😘
      Mariángeles😇😇

Dejar una respuesta