Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

63. LA LLEGADA

No llegó de golpe, fue poco a poco. Tanto, que no nos dimos cuenta hasta que, una mañana, no se oyeron las cantarinas risas que nos habían acompañado desde siempre.
Es ley de vida, dijeron.
Después todo se precipitó: faltó el petardeo de la moto del Enrique, la música a todo volumen de la furgoneta de reparto y los ritmos acompasados de los tacones en el paseo.

Un año, no hubo orquesta por fiestas y nos quedamos sin baile. Aún nos quedaban los órdagos y los chasquidos del marfil sobre la madera de las mesas, pero al poco, se apagó el silbido de la cafetera y con él también se terminaron las partidas.
Los que aún resistíamos nos consolábamos con frases de esperanza y algunas fotos a la espera del verano. Con el calor, volvían cual golondrinas y, al igual que ellas, inundaban las calles con sus trinos. Pero esas visitas, y también las golondrinas, se hicieron cada vez más escasas. Ley de vida.

El invierno pasado murió el Eulogio y llegó el silencio. Las esquilas de sus ovejas habían enmudecido dos años antes, cuando sus hijos dijeron que estaba mayor para andar por el monte. Era ley de vida.

3 Respuestas

  1. Gloria Arcos Lado

    Anna, que triste comprobar como se va muriendo la vida en una aldea, como van desapareciendo las risas, la rutina que llena de ruídos y alegría un lugar. Lo malo es que esto está ocurriendo en muchos lugares de la España vaciada, y donde anteriormente habitó la vida, ahora solo queda el silencio. Un gran relato, Anna que además es crítica social. Un abrazo

  2. Ángel Saiz Mora

    La España vaciada se caracteriza por su silencio creciente, en contraste con la cada vez más superpoblada y bulliciosa ciudad. Lo que puede ser sinónimo de quietud, es en realidad abandono, que poco de terapia o refugio tiene.
    Un abrazo, suerte y feliz 2023, Anna

Dejar una respuesta