Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. Breve visita

Uno de los días de mayor alegría fue con la llegada del Rey, nuestro señor. Las ciudad toda se engalanó para la ocasión como nunca antes. Los vecinos salimos a la calle luciendo los mejores ropajes dispuestos a aclamar con grandes vítores a la comitiva real. Nuestro monarca había decidido convocar Cortes aquí para presentar a su primogénito y heredero al trono y que éste jurase nuestros Fueros y Libertades. Además de para solicitar dinero y hombres en sus guerras en el extranjero. Por ello, otro de los días de mayor alegría en la ciudad fue cuando se marchó el Rey, nuestro señor.

8 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    El título deja claro que los ídolos pueden caer igual que han sido alzados. El poder tiene una atracción innegable, pero cuando alguien siente que le tocan el bolsillo o ponen en peligro su vida todo se tambalea, los artificios se derrumban como un castillo de naipes, las grandilocuencias quedan desinfladas. Una visita con ese propósito se vuelve breve y hace que la alegría cambie de signo.
    Un relato con uso sutil de la ironía fina, para hablar de la fragilidad y de lo tornadizas que pueden ser la opinión de las masas.
    Un saludo y suerte, Raúl

  2. Marián

    Aunque el micro no releva un momento histórico concreto, me viene a la cabeza el movimiento Comunero en Castilla contra el emperador Carlos V, I de España.

  3. Es triste «de pedir», pero más triste es reinar. Las alegrías, igual que vienen, se van, como los monarcas… o los marqueses o los condes. Incluso la alegría de unos puede ser la tristeza de otros. Lo bueno es que, para la siguiente, la alegría será que el rey ni aparezca. Qué complicada es la alegría y que breve puede ser (como la visita). Muy buen texto, Raúl. abrazos.

Dejar una respuesta