Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

44. CEREBRO ENAMORADO (Rosalía Guerrero Jordán)

Ahora que ya no me perteneces es cuando más te deseo.

Tantas veces esquivé tus abrazos, tantas te aparté de mí… Pero ahora quiero que me arrincones como al principio, cuando estrenábamos noches de pasión compartida. Cuando el tiempo parecía detenerse y el día nos alcanzaba, exhaustos.

Te veo con ella al final de la barra. Me miras, lascivo, mientras la besas. Yo cierro los ojos e imagino el sabor de tus labios en los míos.

Mi hipotálamo dispara una sobredosis de dopamina.

Te alejas de la barra y te diriges hacia la salida. Yo voy detrás. Me estas esperando, agazapado en la oscuridad. Me acorralas. Nos escondemos en un portal y dejamos que la lujuria se apodere de nosotros.

Mi cerebro se convierte en un carrusel de adrenalina y serotonina. Fuegos artificiales en mi sistema límbico.

Pero hoy tampoco nos sorprenderá el día. Vuelves dentro y me quedo a solas, mascullando la manera de superar esta adicción.

Y una vez más me prometo que no volveré a buscarte, aunque presiento que esta vez tampoco lo voy a poder cumplir.

 

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Original forma de ver el amor y la pasión, algo tan humano, con lo que tiene de espiritual, lo que no quita para que también incluya un componente irracional, con un cerebro que apaga el interruptor del intelecto para segregar química placentera cuando llega el momento, que antes se busca.
    El resto de seres vivos sexuados se limita a seguir sus instintos. La raza humana, además, tiene otros componentes, entre ellos, el análisis racional, lo que nos convierte en seres complejos y maravillosos.
    La pasión desde el punto de vista de esa maquinaria orgánica protegida por el cráneo, la más evolucionada que se conoce.
    Un saludo y suerte, Rosalía

  2. Rosalía Guerrero

    No nos damos cuenta, pero la mayor parte del tiempo somos un amasijo químico. Otras veces, por suerte, razonamos.
    Saludos Ángel.

Dejar una respuesta