Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

80. Como la lluvia a la tristeza (Mar Horno)

El día que llovió del revés no se pudo salir de casa bajo ningún concepto. Ni tan siquiera para comprar imprescindibles horquillas del pelo. No sirvieron los paraguas estampados, tampoco los negros. Era una lluvia sucia que subía del asfalto, de los vertederos y desguaces de la ciudad. Si te cogía al descubierto era muy desagradable, se te metía por las perneras de los pantalones, por debajo de la falda o  por la agujeros de la nariz. Solo fue útil para limpiar los bajos de los coches. Al contrario de lo que pudiera pensarse, no cambió la polaridad del ánimo y ese día también fue triste. Se derramaron por las ventanas entreabiertas el sonido de canciones nostálgicas, olor a café recalentado, conversaciones con el espejo, poesías leídas a media voz o el llanto de amoríos imberbes. Los corazones se dieron la vuelta y gotearon las penas una detrás de otra buscando las alcantarillas del cielo donde los habitantes del reverso tuvieron un sirimiri agridulce que les arruinó el gozo  de ver caer la lluvia derecha por primera vez.

29 Respuestas

    1. Mar Horno

      Una imagen vale más que mil palabras y a veces, unas pocas palabras, crean un mundo entero. Un abrazo Salvador y gracias por tu comentario.

  1. Ángel Saiz Mora

    Surrealismo fino con elegantes toques poéticos en un mundo que no es uno, sino dos, según desde donde se mire.
    Ya se sabe que nunca llueve al gusto de todos. Los de la dimensión superior también tenían derecho a ver llover derecho (aunque suene redundante), pero nada humano no es ajeno, o no debería, la tristeza de los del plano inferior también termina por afectarles.
    Cada día es más difícil ser original, pero tú lo has conseguido con creces.
    Un abrazo y suerte, Mar

    1. Mar Horno

      Muchas gracias Ángel. Tus comentarios siemore son un privilegio. Alguien me ha dicho esta mañana que yo escribía distinto, y ahora tú, y nunca había sido consciente. Quizás es el calificativo que más me gusta sobre mi escritura. Ni buena ni mala. distinta…

  2. Javier Arroyo

    ¡Qué maravilla! Me recuerda a un micro de Manuel Moyano. «Llover para arriba» en el que ideaba un ingenio que cerraba bocamangas y perneras de chaquetas y pantalones para evitar tanto desastre. Claro que entonces los corazones vueltos del revés no gotearían una a una las penas hasta dar con las alcantarillas dl cielo, ni pasaría todo eso que pasa en este micro tan delicioso. ¡Felicidades!

    1. Mar Horno

      Gracias Javier. Creo que la lluvia del revés está en el imaginario de todos, hartos de ver de la misma forma el mundo. Muchas gracias por acercarte a comentar

  3. David Moreno

    Y es que ya podrá llover del derecho o del revés que Mar Horno siempre nos regala textos espectaculares con metáforas e imágenes propias de su talento.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

Dejar una respuesta