Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

85. Cuidado con lo que deseas

En el centro comercial me paro a mirar el pesebre, donde lucecitas cambiantes de colores chillones parecen molestar hasta a las figuritas. Me tienen asqueado con tanta modernidad. Ya ni las tradiciones son lo que eran… Cuánto me gustaría estar allí, en esa época con una vida más sencilla, menos alejada de la naturaleza.

De repente noto como un desvanecimiento, seguido de oscuridad. Ha cesado el hilo musical y huele mal. Intento abrir los ojos y vislumbro, a través de unos agujeros en la techumbre, un cielo lleno de estrellas, entre las que destaca una muy brillante con una larga cola.
Esto no me puede estar pasando.
Trato de ampliar mi campo visual. Distingo a un hombre con túnica y barba.
¡No jodas que seré el niño Jesús!
Aún con el cuerpo entumecido, oigo el llanto de un bebé. Se me quita un peso de encima.
Entonces entiendo que he sido castigado por mi comportamiento con las mujeres. Pero, ¡no era tan grave como para ser la virgen!
Se me acerca José con cara de preocupación. Debo tener una expresión de susto mayúsculo. Por fin puedo mover la boca. Y cuando quiero decir algo para tranquilizarlo, solo consigo rebuznar.

2 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    La mente es mucho más poderosa de lo que pensamos. Objetivos que parecían imposibles se convierten en realidad, hace siglos nadie hubiera creído que los seres humanos podrían volar de un lugar a otro de forma habitual, por ejemplo. No obstante, siempre nos sorprende lo inusual. Verse transportado a una época anterior y más sencilla que la actual es un giro inesperado, pero más aún que el personaje que en ese escenario mítico le ha tocado interpretar a tu protagonista sea el menos lucido.
    Un relato imaginativo y muy divertido, cuyo título sirve de presentación de su esencia, con el cese del hilo musical de un centro comercial como comienzo de una gran aventura en el tiempo.
    Un abrazo y suerte, Carme

    1. A saber si en el futuro podremos transportarnos en el tiempo,o cumplir deseos en un plis plas, pero debemos esmerarnos en formularlos con más concreción, visto lo visto 😉
      Muchas gracias, Ángel, por tu comentario.
      Un beso,
      Carme.

Dejar una respuesta