Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

116. (DES)EQUILIBRIO AMOROSO EN PANTONE 803C (Javier Puchades)

“Nada puede ser tan malo como eso que hicimos y nunca olvidamos, como eso que nos hicieron y nunca perdonamos”. Esas palabras de mi terapeuta revoloteaban en mi cabeza como palomitas de maíz. Hasta que un día, mi mente rebosó todo ese pus y me cansé de ser tu guardián entre el centeno. Fui el primero en lanzarme por aquel precipicio, ya que mi vida no tenía valor ni para ser nota a pie de página de la tuya. Tan solo era un pósit en la memoria de tu olvido. Ahora todo tiene sentido, cuando tus lágrimas contemplan mi recuerdo bajo unos arbustos de genista en flor.

12 Respuestas

  1. Nuria Rozas

    Un relato duro Javier. Nadie se merece ser por siempre el guardián entre el centeno de nadie… Aunque hubiera sido genial que se diera cuenta a tiempo.
    Suerte con él.
    Besosss.

  2. Ángel Saiz Mora

    Poco puede haber peor que amar con toda el alma y no ser correspondido, pero si al corazón propio no se le puede obligar a que haga lo que no siente, mucho menos al ajeno. Tu protagonista logró que su ser querido, al fin y a la desesperada, utilizando un último recurso, le recordase y hasta llorase su ausencia, que le tuviera presente, pero no con un sentimiento sano y natural, como hubiera sido lo deseable, sino con uno fruto de un cierto remordimiento que, en todo caso, llegó demasiado tarde.
    Un relato en el que la esperanza no encuentra hueco, brillante e intenso y con el color amarillo en diferentes formas como si fuese un personaje más.
    Un abrazo y suerte, Javier

  3. Cuando guardamos dentro tanto dolor e infelicidad nos corroe hasta que, al final, explota y nos destruye. Palabra a palabra nos has hecho partícipes de sus secretos y de su decisión ante el abismo. Duele cada letra, sobre todo porque ese dolor lo inflige la persona a la que ama el protagonista. Solo recibe de su parte lágrimas de remordimiento cuando ya es demasiado tarde.
    Has sabido introducir a lo largo del relato distintos elementos amarillos que adquieren casi tanta importancia como el protagonista.
    Un relato excelente, Javier. Te deseo muchísima suerte. Tu relato lo merece.
    Besos muy muy apretados.

  4. El llanto por el arrepentimiento ya no puede reparar el dolor causado. El amor no correspondido lleva al protagonista a la tragedia.
    Has ido introduciendo metáforas del color amarillo hasta convertirlo en un personaje más.
    Un espléndido relato muy trabajado, Javier.
    Besos.

Dejar una respuesta