Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. DIVINA LOCURA (A. BARCELÓ)

“…Para ti y todo lo que en ti vive,

Yo estoy escribiendo.”

(Para quién escribo – VICENTE ALEIXANDRE)

 

Todo lo que el chico decía o hacía era automáticamente anotado en la libreta del Psicoanalista. El crío  jugaba con el cochecito que éste le había entregado dejándolo correr sobre la mesa hasta que llegaba al final y se precipitaba al vacío abismo existente entre el mueble y el suelo. Después, lo recogía y volvía a empezar.

−¿Qué te gustaría ser de mayor? –le preguntó el especialista en uno de los momentos en que el chaval volvía a darle cuerda al juguete para repetir la secuencia.

− Quiero ser hombre y mujer y animal y…

−Lo ve Doctor –le interrumpió la madre− ya está otra vez con sus chaladuras.

−Deje que el muchacho se explique, señora. A ver, chaval, ¿cómo crees que vas a poder ser todas esas cosas a la vez?, eso no es posible.

−Sí se puede –dijo el pequeño mirándole fijamente con sus dos grandes ojos negros.

−¿Cómo?

−Fácil, voy a ser escritor.

Los adultos se miraron asombrados y el niño volvió a concentrarse en su juego.

 

Para Eduardo Martín que nos lee desde el cielo

8 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Los que maquinan historias intrincadas, sorprendentes, emotivas, trágicas o humorísticas, con `personajes variados, a la fuerza han de ser capaces de vivir muchas vidas, aun a riesgo de que la suya quede marcada por una cierta incomprensión o rareza si se mira desde fuera. Este muchacho promete, tiene las cosas muy claras. Merece comprensión y apoyo.
    Un relato encantador, con un título que le viene a medida, dedicado a alguien muy querido a quien siempre echaremos de menos.
    Gracias por escribirlo, tocayo
    Un abrazo y suerte

  2. Barceló Martínez

    Amigo Ángel. El mejor homenaje a Eduardo es mantenerlo en nuestro recuerdo, pero me parecía justo y necesario rendirle esta pequeñísima, sencilla y particular muestra de respeto. Espero que él, allá donde se encuentre, como buen amante de la poesía que era, celebre mi elección del poeta y de la cita y que, como buen microrrelatista, valore esta pequeña historia dedicada a todos los escritores.
    Gracias a ti por leer, comentar y valorar. Un abrazo.

  3. Ay, esos padres, que las más de las veces ven fantasmas donde no los hay. La respuesta del crío me parece excelente (y de una sabiduría y ausencia de malicia que muchas veces nos falta a los adultos), y el homenaje a Eduardo Martín maravilloso; realmente me emocionó.

    Como siempre, un gusto leerte, A.BARCELÓ.

    Besos,
    Mariángeles

  4. Barceló Martínez

    Mi querida amiga Argentina, gracias por unirte a mi humilde homenaje a tan maravilloso escritor y compañero. No imagino vida más rica que la de aquel que puede ser capaz de meterse en la piel de incontables personajes, ya sean reales o inventados, humanos, animales, extraterrestres o cosas que cobran vida… Se puede ser cualquier cosa que uno quiera o se le ocurra. Que alguien me diga que eso no es una sana y «divina locura». Se puede, incluso, estirar tanto los brazos que desde un lugar de la Mancha se extiendan tanto que atraviesen el océano y te ofrezcan este cariñoso abrazo. Dime si no es maravilla.

  5. Barceló Martínez

    Pilar, un millón de gracias por tu comentario. Sin duda, Eduardo se merecía mucho más, pero como gran persona que era, sabrá apreciar, allá donde esté, nuestro respeto y nuestras muestras de cariño.
    Un enorme abrazo y que se cumplan todos tus sueños en el 2019.

Dejar una respuesta