Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

96. El cielo puede esperar

Su cuerpo volátil avanza por el túnel sin ni siquiera proponérselo, absorbido por una fuerza poderosa. Al final del trayecto, una luz blanca le envuelve. Con un pequeño vistazo, ratifica que allí solo están la luz blanca y él. No esperaba que ese momento fuera a ser tan anodino, sin pompa ni música celestial. Tras un buen rato a solas, desconcertado, tose un poquito para ver si acude alguien y, por fin, aparece un hombre de semblante sereno con un largo papel en la mano y respira tranquilo. Pero el hombre le reclama, si quiere pasar, una enorme factura por haber disfrutado de la luz blanca. Perplejo, se enzarza en una acalorada discusión hasta que, abruptamente, unas bofetadas de cierta intensidad le sacan de la dichosa luz y, acto seguido, del túnel.

 

Se encuentra tumbado en el suelo de la calle. Un montón de gente le rodea y alaba que aún esté vivo tras el atropello pero él, consciente de que se abalanzó sobre el coche, maldice al cielo por vomitarle de nuevo en una vida sin blanca.

 

14 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Hay personas gafadas allá donde vayan, incluso en el más allá parece que tuviesen la negra. Tu personaje está condenado a permanecer estancado en ese túnel oscuro, sin triunfar en ninguno de los dos mundos con los que se comunica.
    Dicen que el dinero no hace la felicidad, también que no nos lo podremos llevar al otro lado, pero mientras tanto, nadie puede negar que facilita y ayuda. Hasta en el luminoso paraíso es necesario pagar una gravosa factura de la luz.
    A tu protagonista, un perdedor absoluto, es inevitable tomarle cariño. Y la gente admirada de la suerte que ha tenido por sobrevivir a un atropello mortal, muy a pesar suyo.
    Un relato muy simpático e imaginativo, Nuria
    Un abrazo y suerte

    1. Nuria Rozas

      Muchas gracias por tus palabras Ángel, siempre tan generosas. Los perdedores parece que despiertan cierta empatía, este pobre no iba a ser menos… jaja
      Un abrazo y suerte para ti también.

    1. Nuria Rozas

      Pues sí, Pilar. A veces llega a hacer gracia desde la barrera, claro. Muchas gracias por pasarte. ¡Besossss y suerte para ti también!

  2. Pero bueno, hasta en el cielo nos van a querer cobrar por la luz, sin ni siquiera tener un contrato?? El protagonista seguro que, por ahorrarse la factura, prefería un tunel a oscuras y una linterna.
    Divertida historia con un final que le da una vuelta de tuerca.
    Un beso!
    Carme.

  3. Pablo Núñez

    No suelo comentar y no porque no me gusten los relatos, la gran mayoría me encanta. Pero desde que leí este relato necesitaba escribirte algo. A estas alturas en las que tanto hemos leído y escrito doy muchísimo valor a que un micro esté bien escrito y, sobre todo, tenga una buena carga de originalidad, y si me divierte y me sorprende al final, el gozo es completo.
    Querida Nuria, ha cumplido con todo lo que expongo arriba. Me ha encantado tu historia de principio a fin, título incluido, algo que tiene tanta importancia.
    Pues eso, decirte que me ha gustado muchísimo. Más que muchísimo. Una obra de arte lo que has sacado de tu cabeza y tu mágica pluma.
    ¡Enhorabuena!
    Besos.

    1. Nuria Rozas

      Oyoyoyoyoyoyy ¡Qué bonito todo eso que diceeeees…!
      Ya merecieron la pena la pila de horas en blanco que me pasé este mes. Graciasssss y besos gordosss.

Dejar una respuesta